Ibiza, Eivissa, las Pitiusas o la “Isla Blanca”, es un pequeño paraíso lleno de historia. Una isla que enamora a quien la visite por primera vez. Porque Ibiza abre sus brazos a todo el mundo y ofrece sus paisajes, su gente, su libertad y por supuesto, sus playas y su gastronomía.

Cala Bassa Beach Club - Ibiza

Ibiza es uno de nuestros destinos turísticos preferidos. No nos cansa, es más, cada vez que la visitamos nos enamora más. Y no sólo por sus playas, sino también por sus gentes, su cultura, sus diferentes paisajes, ciudades y pueblos.

Todo ello aderezado por una gastronomía local que apasiona, elaborada con productos únicos obtenidos por el incansable trabajo que realizan las cofradías de pescadores, las granjas, los agricultores, los mercados, las bodegas o los productores locales de aceite de oliva virgen extra.

Aceite de Oliva 100% Ibicenco Can Miquel Guasch

Aceite de Oliva 100% Ibicenco Can Miquel Guasch

Esta excelente calidad de la materia prima se mezcla desde hace muchísimos años con la tradición que hoy en día podemos disfrutar en muchos restaurantes de la Isla Blanca.

Recetas típicas de la gastronomía ibicenca como el “bullit de peix”, un guiso de pescadores que se degusta en dos “vuelcos”; la “borrida de rajada” (plato a base de raya, patatas, huevos y almendras), el “arròs de matances” (arroz de matanzas, típico plato otoñal) o el “sofrit pagès” (a base de cordero y pollo payes, sobrasada, butifarrón y patata), entre otras.

Bullit de peix de S’Illot

Bullit de peix de S’Illot

Degustar sus platos es cómo saborear el mar cristalino y el campo quemado por el sol. Pescado fresco con variedades tan diferentes y exquisitas como el mero, el atún, el gallo de San Pedro o el Raor, el pescado más caro de España. Vino autóctono, aceite de oliva, almendros, naranjos, limoneros, algarrobos, higueras, aguacates así como los deliciosos productos que proporciona su pequeña explotación ganadera de ovejas, cabras y su recuperado “Porc Negre” o “Cerdo Negro”.

Punto y aparte en la gastronomía ibicenca es su repostería, a base de recetas tradicionales y muy elaboradas. Entre tanta variedad podemos destacar postres característicos como el “Flaó” (deliciosa tarta elaborada a base de queso de cabra y oveja y hierbabuena), la “greixonera” (pudin a base de ensaimadas, leche y huevo) y en las reuniones sociales es costumbre degustar las “orelletes” (deliciosos dulces con forma de oreja).

FLAÓ, tarta de queso típica de Ibiza (10)

La isla cuenta con gran variedad de restaurantes de extraordinaria calidad. Muchos de estos establecimientos cuentan con el sello “Sabors d’Eivissa”. Distintivo que lucen muchos de los restaurantes de Ibiza que apuestan por los productos y sabores locales como base de su cocina, independientemente de que sigan recetas tradicionales o hagan cocina más innovadora.

Buscar los locales con este distintivo se convierte en una suculenta ruta para degustar los sabores únicos de la isla, desde el pan payés con aceite local a las recetas tradicionales ya mencionadas y acabando con los postres ibicencos, todo siempre bien acompañado de un buen vino de la isla y para rematar el menú nada mejor que su tradicional licor de hierbas ibicencas.

En definitiva, Ibiza es más que el estereotipo de “playa y fiesta”. Es un pequeño paraíso donde merece la pena perderse durante unos días y disfrutar de todo su esplendor culinario, ya sea del tradicional o del menú más vanguardista y caro del mundo.

Una Respuesta

  1. Rafel - Ibizagocar

    Sin duda lo más rico de Ibiza es el arroz de matanzas y para picar un poco de pan casero con ali oli. Un gran artículo para abrir boca y motivar las visitas a Ibiza, jajaja.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to friend