Torrijas de pan de leche caramelizadas (2)

Torrijas de pan de leche caramelizadas

Las Torrijas de pan de leche caramelizadas son una de las recetas de torrijas más deliciosas, con una textura que se deshace en la boca y muy fáciles de elaborar. Para Semana Santa, Cuaresma o cualquier otra época del año, son un postre excepcional.
Ingredientes de lasTorrijas de miel (3)

Torrijas con miel, receta de Cuaresma

Con los ingredientes más sencillos que todos tenemos en casa: pan, leche y huevo, se elabora uno de los postres más emblemáticos de la gastronomía española, las Torrijas con miel, típicas de la Semana Santa y la cuaresma. La torrija, este postre tan delicioso y con una historia tan humilde, se elaboraba no sólo en tiempo de Cuaresma sino también para festejar otras celebraciones.
Bacalao a la vizcaina-3

Bacalao a la Vizcaína

Uno de los ingredientes protagonistas de la Semana Santa es el Bacalao. Si bien hace unos años sólo podíamos encontrar en el mercado Bacaladas o bacalaos enteros en salazón, desde hace relativamente poco tiempo esté está siendo sustituido por bacalao fresco.De las muchas recetas de bacalao que podemos encontrar en el recetario tradicional está esta propuesta que os mostramos a continuación: Bacalao en Salsa Vizcaína. Una receta que ya os mostramos hace un tiempo, a la cual hemos añadido unas láminas de alcachofas fritas.
Rosquillas Fritas, Semana Santa 4

Rosquillas Fritas, receta tradicional

La cocina de Semana Santa es muy amplia, va desde infinidad de platos salados como puede ser desde un Potaje de Cuaresma a recetas de postres como unas deliciosas Torrijas, pasando por platos de pescado a base de bacalao, entre otros muchos, por la Cuaresma.Otra de las recetas que también brillan estos días es la de las "Rosquillas fritas". Una elaboración tradicional a base de harina, huevos, azúcar, aguardiente (Anís no que suele "endurecer" más la masa), y otros ingredientes, dependiendo de la zona, que dan como resultado un dulce tradicional de la Semana Santa a nivel nacional.
Torrijas de Pan

Torrijas de Pan

Como sabes las Torrijas son un dulce típico y tradicional de Cuaresma y Semana Santa, muy sencillo y "humilde" que se elabora con pan del día anterior, leche, huevo y azúcar o miel.Estos ingredientes varían dependiendo de la zona donde nos encontremos, pero en lo básico la receta de las Torrijas de pan no cambia demasiado.Tras el carnaval, y llegando estas fechas volvemos un año más a preparar unas Torrijas de Pan, al estilo tradicional, en nuestra cocina.
Hornazo de Semana Santa

Hornazo Castellano

Desde que tengo uso de la memoria recuerdo que todos los años, los días previos a la Semana Santa, acompañaba a mi madre al horno del panadero del pueblo a elaborar hornazos.La verdad es que antes de esto mi madre tenía que llamar al panadero para decirle cuantos hornazos iba a preparar y a qué hora podía ir al horno. Este le decía la hora concreta y a mi madre el día de antes solo la quedaba freír o saltear el relleno de los hornazos. Siempre chorizo y lomo adobado.El día en cuestión mi madre preparaba una cesta en la que introducía una fuente con el embutido frito, un par de mandiles, una botella de agua y unos paños de cocina. Una vez hecho esto, sólo la quedaba ir hasta el horno de la panadería y colocarse en su puesto, junto con una gran cantidad de mujeres que estaban con ella en ese turno.
El hornazo de Salamanca

El hornazo de Salamanca

El hornazo de Salamanca, Plato típico de la Semana Santa charra, aúna en una sola receta varios de los ingredientes más populares de la zona como el chorizo, el lomo y el jamón que junto con el huevo duro hace que se convierta en un sustancioso plato que ayuda a salir del ayuno que caracteriza la Cuaresma.Desde hace años se degusta durante la celebración del Lunes de la Octava de Pascua, más conocido como “Lunes de Aguas”.Los orígenes de esta celebración se remontan al siglo XVI cuando el rey Felipe II dio orden de que las mujeres públicas residentes en Salamanca abandonasen la ciudad durante el tiempo de Cuaresma. En esos días se trasladaban al otro lado del río Tormes, y no era hasta el lunes siguiente al lunes de Pascua cuando los estudiantes que regresaban a la ciudad iban a buscarlas para traerlas de vuelta. Como obsequio, llevaban hornazo, que se quedaban comiendo a la orilla del río.
Potaje de garbanzos de cuaresma

Potaje de garbanzos y espinacas

Se fue Don Carnal y llegó Doña Cuaresma y con ella el tiempo de los platos de cuchara como este potaje de garbanzos y espinacas."Doña Cuaresma" vino el pasado Miércoles de Ceniza y se quedará en nuestras casas hasta que pase la Semana Santa.Lo bueno que se ha traído consigo los platos y dulces característicos de esta fiesta cristiana. Guisos, potajes, pescado, Hojuelas, Florones, Torrijas, Rosquillas, etc, esta receta de potaje de garbanzos es la más típica de los viernes de cuaresma.
Receta de torrijas de pan de leche

Receta de torrijas de pan de leche

Si bien todavía quedan unos cuantos días para que dé comienzo Semana Santa, las torrijas ya se empiezan a cocinar en muchos hogares con motivo del Carnaval.Ya sabemos que las torrijas son típicas de Cuaresma, pero es que no nos hemos podido resistir a elaborar estas torrijas de pan de leche.
Potaje de cuaresma

Potaje de cuaresma

Hará cosa de 20 o 25 años, mi madre llevaba a rajatabla el no comer carne los Viernes de Cuaresma. Lo odiaba.Eso de comer siempre, esos viernes, potaje de cuaresma y pescado era para mi el peor de los castigos. Yo me rebelaba y quería comer carne. Mi madre en sus trece, legumbres y lenguados. Yo buscaba por toda la casa algo de embutido, pero una vez que lo encontraba y lo tenía en mis manos, mi conciencia no me dejaba hincarle el diente.En fin, que ahora soy yo quien pone potaje de cuaresma para comer los Viernes de Cuaresma, aunque luego para merendar les prepare un bocata de jamón. ¡Cosas de la rebelión!
e de coco frita con reducción de vino tinto

Leche frita de coco con reducción de vino tinto

Para variar la receta original de la leche frita hemos empleado para su elaboración leche de coco y una reducción de vino tinto que potencia el sabor de este tradicional postre a su máxima expresión. Reservamos un vaso de leche y el resto le ponemos a calentar junto con el azúcar, con cuidado de que no se nos peque. En ese vaso de leche disolvemos la harina. Una vez empiece a hervir, echamos poco a poco la harina disuelta en la leche.