Pescados de gran calidad elaborados con toda seguridad

Después de todo lo que se montó a causa del parasito Anisakis, nos enteramos ayer por las noticias de antena 3 que aún hay un gran número de restaurantes que no cumplen el Real Decreto que aprobó el ministerio de sanidad.

Melva

Dicho Real Decreto les obliga a congelar el pescado que se va ha consumir crudo o poco cocinado a -20º, para matar al parasito, basándose, dicen algunos hosteleros, que tienen falta de información por parte de la Administración, pero los más desinformados en estos casos somos nosotros los consumidores finales, que nos “fiamos” del buen hacer de los cocineros y el trato que dan estos a los productos que manejan y luego nos sirven.

La administración ha sacado un cartel, como continuación al decreto, que los restaurantes lo ponen en la puerta del establecimiento indicándonos que han tratado correctamente el pescado que nos va ha servir crudo o poco hecho.

El Real Decreto obliga concretamente a los titulares de los establecimientos que sirven comida a los consumidores finales o a colectividades (bares, restaurantes, cafeterías, hoteles, hospitales, colegios, residencias, comedores de empresas, empresas de catering y similares) a garantizar que los productos de la pesca para consumir en crudo o prácticamente en crudo han sido previamente congelados a una temperatura igual o inferior a -20 ºC en la totalidad del producto, durante un período de al menos 24 horas; este tratamiento se aplicará al producto en bruto o al producto acabado.

De todas formas hay pocos restaurantes que ya exhiban ese cartel, según una encuesta que realizada por antena 3, uno de cada dos hosteleros no se ha enterado de esta obligación o no sabe nada de tener que congelar el pescado crudo.

Los hosteleros añaden que la Administración no ha hecho una “campaña informativa eficiente” y tampoco ha cumplido su compromiso de facilitarles los carteles y pegatinas ya que los restaurantes que las han puesto, las han pagado de su bolsillo.

Esta falta de información que puede salir cara a quien no la cumpla ya que las multas por no acatar la ley ascienden a 3.000 euros.

Esperemos que no tengamos que pagar los ciudadanos la dejadez de algunos restaurantes poniendo en peligro nuestra salud, dando vía libre al Anisakis para campar por sus cocinas.

Vía: antena3.com

Una Respuesta

  1. Marga

    Creo que muchas veces, nos dan gato por liebre, eso como en todo, pero habrá que tener confianza en los cocineros….

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.