Pescado azul para reducir el colesterol

La carne del pescado azul reduce el colesterol, tiene hasta 20 o 30 veces mas contenido en ácidos grasos omega 3, y entre tres y cinco veces mayor contenido en vitamina D que el blanco.

Pescado azul sardinas

Los pescados azules deben su denominación a la tonalidad que les caracteriza a simple vista. Son una buena fuente de proteínas, equiparable a la que proporcionan la carne y los huevos.

El consumo habitual de pescado azul se recomienda hoy por sus propiedades nutritivas y, especialmente, en las personas con riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares o una trombosis. Como es sabido, el pescado azul se diferencia del blanco por su alto contenido graso (el 10% de grasa, frente al 2% del pescado blanco) pero el rasgo esencial del pescado azul es más cualitativo, ya que es su tipo de grasa, predominantemente insaturada, lo que favorece la prevención y el tratamiento de problemas de salud como el colesterol alto.

Los expertos aseguran que comer pescado azul una o mas veces a la semana puede reducir casi un 44% el riesgo de sufrir el cáncer de riñón mas frecuente, el denominado carcinoma de células renales.

Los ácidos grasos Omega 3 y la vitamina D, presentes en ésta variedad de pescado, podrían influir en su acción protectora, según una investigación realizada por el instituto Karolinska de Suecia, publicado en la prestigiosa revista JAMA.

La carne del pescado azul, recuerdan, tiene hasta 20 o 30 veces mas contenido en ácidos grasos omega 3, y entre tres y cinco veces mayor contenido en vitamina D que el blanco.

Según un informe del Colegio de Farmacéuticos de Barcelona, reducen los niveles de triglicéridos en sangre, disminuyen la presión arterial y el riesgo de trombosis, y aumentan la vasodilatación de las arterias.

En definitiva, ayudan a disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Trabajos recientes demuestran que una dieta rica en pescado azul protege la retina y retarda la pérdida de la visión que pueden llegar a provocar enfermedades como la diabetes o el glaucoma.

Según un estudio de la Asociación de Afectados de Retinosis Pigmentaria de Euskadi, la ingestión de omega 3 favorece la regeneración de las células del ojo.

Como puedes ver, aparte de ser un ingrediente principal de la Dieta Mediterránea, el pescado azul es toda una fuente de salud para nuestro organismo.

3 Respuestas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to friend