Los españoles engordamos cinco kilos de media en invierno

Medio planeta lucha por comer todos los días y la otra mitad lucha por comer lo menos posible.

Españoles con sobrepeso en bascula

Anoche cenando y viendo las noticias de Antena 3, me toco dejar la cena a la mitad. ¡Pues no dice la periodista de turno que los homo hispanis engordamos una media de cinco kilos en invierno…..! Que manera de fastidiar la suculenta cena.

Como no me va a entrar mala conciencia…, un bocadillo de pan de chapata con jamón, su tomate natural, ajo y aceite de oliva, todo para mi solo y sin pegar ni golpe en todo el dia.

……, dejé el bocadillo, porque tenía razón, por lo menos en mi caso, hasta que me entro hambre otra vez o gula más bien, por ver ese pobre bocata encima de la mesa, me lo comí,ñam ñam,  pensando… mañana a espárragos, iluso de mí.

Según decía la presentadora, es ahora, cuando nos empezamos a despojar de las capas de ropa y vemos lo que hay debajo (pequeños michelines o alguno un poco más grande).

Y claro, hay muchas ganas de tener un cuerpo perfecto, para ese bañador o bikini que vinos en alguna pasarela, y quedaba muy bien puesto sobre la modelo. Aunque mi caso no hay remedio…..

Lo malo es cuando nos entra el agobio por dejar esos “kilitos” de más a toda prisa, cueste lo que cueste y sin mirar si es beneficioso o no.

No dijeron nada que no supieramos: que si las dietas milagro no existen,  que no han inventado las pastillas mágicas come grasas, que  las dietas de revista son tan irreales como las modelos que salen en portada  o  que la dieta del agua de azahar que vuela de boca en boca es un bulo, etc.

Mas bien al revés, que nos perjudican si no están llevadas por médicos especialistas.

Lo que sí sabemos es que para empezar una dieta tenemos que hacer un gran esfuerzo y estar concienciados de lo que vamos a hacer.

Sin olvidar la importancia que tiene la alimentación y de las graves enfermedades como la anorexia y la bulimia, que podemos padecer si nos obsesionamos en conseguir el actual canon de belleza, y no seguir una dieta saludable.

Para las dietas hay que tener cabeza y fuerza de voluntad para hacer algo de ejercicio, que no tiene que ser ir al gimnasio, ni correr todos los días una maratón, y tampoco hacer algún deporte de riesgo.

Ahora con la llegada del buen tiempo, un paseo andando o en bicicleta, de una hora o dos de media al día, es más que sufiente para quemar esas grasas de más que nos sobran, eso sí, no hay que comer más calorías de más de las que consumimos, por que si no el problema no desaparece si no que se agrava.

Lo mejor es consultar a un médico, que seguro que él si que sabe lo que tenemos que hacer, yo ya he cogido hora….

La frase de arriba (la de negrita), la dijeron también en la noticia y con ella he hecho un cartel y la he pegado en la puerta de la nevera, para concienciarme, y cada vez que me acerque al frigo será para beber agua…..

¿Tú que opinas?

Vía: antena3

Send this to friend