Los cereales infantiles menos saludables que los destinados a los adultos

Los cereales para el desayuno infantil son menos saludables que los cereales elaborados para los adultos y aquellos que se comercializan más agresivamente para los niños tienen la peor calidad nutricional. Un estudio de la Universidad de Yale (EEUU), así lo que afirma.

Bol de cereales de desayuno

Un nuevo análisis sobre 161 marcas disponibles en el mercado, destinados principalmente a la alimentación infantil, confirma que el cereal que están comiendo los padres es mucho mejor que el que le están dando a sus hijos. Además, el propio equipo de investigación descubrió que los atributos saludables que la publicidad destaca en los cereales infantiles eran a menudo erróneos o lo que es peor falso.

Se ha caído el mito de que los cereales que compramos para nuestros hijos como “reducidos en grasa” o “reducidos en azúcar” no tienen menos calorías, como podíamos pensar los padres.

Mientras que los productos que las marcas presentan como “con granos integrales” tenían más fibra, también tenían tanta sal, azúcar y grasa como el resto de las marcas y el mismo contenido calórico.


Si esto te parece poco, según afirman los autores en “Journal of the American Dietetic Association”, la industria alimentaria y las autoridades de salud pública están alentando a los niños a desayunar, en especial, cereales listos para comer.

Para comparar la calidad nutricional de los cereales infantiles y los productos orientados a los adultos, el equipo seleccionó 161 cereales; el 46% se comercializaba para los niños.

Un cereal ingresaba en esta categoría si tenía un personaje infantil en la caja, si incluía un juguete o un juego dentro, para llamar la atención del niño en el supermercado o si la empresa colocaba intencionadamente a la marca en la lista de productos infantiles en su sitio web de Internet.

De los productos analizados, los cereales infantiles tenían más cantidad de azúcar, sodio, carbohidratos y calorías por gramo que los cereales para adultos y menos proteína y fibra.

El azúcar representaba en promedio más de un tercio del peso de los cereales infantiles, comparado con la cantidad, que no alcanzaba un cuarto en los productos para adultos.

Sin embargo, el 34% de los cereales infantiles cumplían con los estándares de nutrición para los alimentos comercializados en las escuelas, a diferencia del 56% de los cereales para adultos.

Lo que si aconseja el estudio es que los padres que quieren darle a sus hijos cereales saludables deberían optar por las marcas que ofrecen como mucho 4 gramos de azúcar por porción (alrededor de una cuchara de café), y 4 gramos de fibra por porción de cereal.

Reconozco que más de una vez he comprado cereales porque al niño se le ha antojado un juego, pegatinas, tazo, taza, etc., que guarda el envase en su interior. Después, los cereales, nos les hemos comido los mayores.

Aunque es mejor darles esto, que se salten desayuno


Imagen de: Horia Varlan

Una Respuesta

Send this to friend