Gas ozono para un vino mas saludable

Científicos españoles de la Universidad Técnica de Cartagena están desarrollando una nueva técnica consistente en pulverizar gas de ozono sobre las uvas que se encuentran en almacenamiento en frío.

Viñedos en otoño

Los expertos han descubierto que este tratamiento no sólo retrasa la descomposición de la uva, sino que también aumenta su nivel de antioxidantes.

Las uvas tratadas con ozono tienen cuatro veces más polifenol, sustancia conocida por reducir el riesgo de ataque al corazón y cáncer, que las uvas sin tratar.

También dicen los expertos que este vino será menos propenso a provocar alergias y ataques de asma.

El dióxido de azufre se emplea normalmente para conservar las uvas y permite que éstas puedan ser almacenadas a bajas temperaturas durante varios meses. Sin embargo, puede causar reacciones alérgicas y proporcionar un vino menos apetecible.

Por estas razones, el uso del ozono se ha convertido en un gran sustituto del dióxido de azufre ya que resulta un 90% más efectivo como conservante de la uva.

Vía: agroinformación.

4 Respuestas

  1. gonzalogonzalo

    Les deseo suerte, hace años, al obsevar que las corchera utilizaban ozono tras el proceso de marcaje, decidimos probarlo con la idea de reducir la utilizción de sulfuroso.
    Fue un proyecto que se suspondio pues todo los medios de investigación en la facultad de Enología de la Rioja se dedicaron al Método de Elaboración Sensorial que desarrolló Antonio Tomás Palacios y permite a personas ciegas trabajar en bodega. Suerte con el ozono. Un saludo.

    gonzalogonzalo lazaruswine.com

  2. Noticias del vino

    Artículo
    La Prensa del Rioja, Nº 165. Sepbre. 2006

    Ozono Air Quality lanza un novedoso tratamiento para la recuperación de barricas.

    Ozono Air Quality acaba de presentar en el mercado un novedoso tratamiento para alargar el ciclo de vida de las barricas y reducir de este modo, los costes económicos directos de las bodegas. El sistema permite la reactivación de la interrelación madera-vino por lo que las aportaciones de la primera sobre el segundo se ven favorecidas hasta cifras muy próximas a las iniciales.

    El método consiste en la inyección directa de gas Ozono en el interior de las barricas.

    Este gas actúa introduciéndose a través de la estructura porosa de las barricas. Su alto poder oxidativo destruye, a nivel molecular, bacterias, virus, hongos, levaduras o cualquier otra sustancia ajena a la composición de la madera.

    El gas ozono, una vez efectuado el tratamiento, se convierte en oxígeno sin dejar ningún residuo adicional en el interior de las barricas.

    Certifica los tratamientos, pudiéndose repetir transcurridos 4 años.

    Más información: o3aq@yahoo.es

Send this to friend