En busca de la patata perfecta

Un grupo de biólogos de Idaho (Estados Unidos) han empleado técnicas de ingeniería genética para lograr patatas con más sabor y resistentes a magulladuras y al nacimiento de brotes, según recoge la lista de distribución de noticias Agbioworld.

Patatas

Los responsables de la compañía que desarrolla la investigación, J. R. Simplot, productora de patatas congeladas, fertilizantes, semillas y piensos para ganado, sostienen que todavía tendrán que pasar entre cinco y diez años para que esta patata mejorada genéticamente pueda ser comercializada, según lo leía me daba mucho !!yu-yu¡¡, entre esto y lo que leímos hace poco sobre la calidad de la carne de vacas clonadas…

¿Hasta donde vamos a llegar?, ¿es necesario “investigar” la posible falta de alimentos o carne?

¿No será malo para la salud, da igual humana o de otro animal?

Según dicen, la estructura genética de este tubérculo, mejorada gracias a la biotecnología, rechaza la formación de la archilamida, una sustancia potencialmente cancerígena que se puede detectar en las patatas fritas y horneado de productos como el pan y las galletas.

¿Seguro que no tiene nada contraproducente para nosotros…?
El reciente anuncio de la nueva variedad, Russet Ranger, resalta el potencial de la biotecnología para solucionar los efectos adversos que los aperitivos fritos presentan para la salud.
Donde terminaremos con tanta investigación, con la de enfermedades que están aún por curar, o la necesidad de buscar alguna energía para, esta sí, la falta de petróleo dentro de pocos años.

Vía: infoaliment

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.