El mercurio y el consumo de pescado

Hace algo  más de un lustro la Unión Europea fijo los límites máximos y de recomendaciones para el mercurio a la población en productos de la pesca.

Gracias al periódico El País conocemos que la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) recomienda a mujeres en edad fértil, embarazadas o en periodo de lactancia y los niños menores de tres años una ingesta semanal tolerable provisional (PTWI) menor de 100 gr. a la semana de peces predadores como el atún, lucio, tiburón, pez espada o rape, entre otros, debido a su contenido en mercurio (Hg), en forma de metil mercurio (MeHg), la forma más tóxica.

Esta recomendación fue hecha por la FAO/OMS en el año 2003. En el año 2006 la Unión Europea publicó un reglamento donde se fijaban los contenidos máximos de Hg en productos de la pesca, como podemos observar en la siguiente tabla:

Sección 3 del anexo del Reglamento Nº 1881/2006

Aunque después de todo esto, ante la imposibilidad de minimizar el riesgo únicamente mediante el establecimiento de contenidos máximos más estrictos de Hg en pescados, fue en el año 2008 cuando la Comisión Europea instó a los Estados miembros a formular recomendaciones para proteger la salud de los consumidores.

Ese mismo año, a raíz de la revisión de la publicación de la nota de la Comisión Europea, la AESAN recopiló 699 datos de contenidos de Hg en pescado y marisco capturados durante los años 2001 a 2007, que fueron proporcionados por las Comunidades Autónomas, el Centro Nacional de Alimentación de la AESAN y el Instituto Español de Oceanografía.

Bonito a la plancha en salsa de piquillos

A partir de estos datos y el consumo medio de pescado según el estudio “Modelo de dieta española para la determinación de la exposición del consumidor a sustancias químicas” (AESAN, 2006), se obtuvieron unas estimaciones de ingesta media de mercurio para la población española de 0,225 y 0,184 microgramos (μg) Hg/kg de peso corporal/día para niños y adultos, respectivamente, teniendo en cuenta que la PTDI establecida para el MeHg  por la FAO/OMS (en el año 2003), es de 0,228 μg/kg de peso corporal.

Unas estimaciones que han permanecido inalterables hasta esta semana en la cual la AESAN, ha recomendado disminuir la ingesta semanal tolerable provisional de estos pescados tanto a los grupos de población de riesgo (embarazadas o en periodo de lactancia y los niños menores de tres años), hasta encontrar una pronta solución.

Y eso será algo complicado dado que para que disminuya la cantidad de mercurio (Hg) presente en el pescado procedente del mar, primero tiene que disminuir la contaminación marina, y como todos sabemos, es una medida algo difícil aunque sea imprescindible para gestionar eficazmente el riesgo sanitario objeto de este “Informe del Comité Científico de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) en relación a los niveles de mercurio en los productos de pesca“.

Más información al respecto del mercurio y el consumo de pescado:

Mercurio en el pescado: nuevo riesgo para la salud - El Aderezo - Blog de Recetas de Cocina El Aderezo: Blog de Cocina, Gastronomía y Recetas El Aderezo: Blog de Cocina, Gastronomía y Recetas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.