El consumo de mango y fresas ayudan a frenar ciertos tipos de cáncer

Según un estudio realizado por la Universidad de  Hong Kong, han demostrado que una sustancia denominada “lupeol”, la cual se encuentra en las frutas como el mango, la uva, fresas y huesos de aceituna, es efectiva en la eliminación y el control de la expansión de las células cancerosas en la cabeza y el cuello.

Fresas

La investigación, llevada a cabo en ratones por la Facultad de Medicina de la  Universidad, reveló que el lupeol selecciona y mata las células  cancerígenas, suprimiendo la metástasis  localizada con mínimos efectos en los tejidos adyacentes y en  órganos vitales como el hígado y el riñón.

Un hecho que causó sorpresa entre los investigadores fue que el lupeol resultó ser tres veces más eficaz y más potente en términos de control de volumen de los tumores y grado de supresión de la  metástasis que el cisplatin, un medicamento de uso común en el  tratamiento de quimioterapia. Además, en todos los casos en que se combinó el lupeol con el uso de  cisplatin, la actividad antitumoral de la droga fue 40 veces más  eficaz.

El equipo planea otra ronda de pruebas con animales y espera finalmente efectuar ensayos clínicos en seres humanos, pese a que no se comprometió con ningún plazo específico.

Los cánceres de cabeza y cuello incluyen a los de nariz, cavidad oral, garganta, cuerdas vocales, tiroides y glándulas salivales y suelen afectar con mayor frecuencia a los asiáticos que a los occidentales. En 2004, en Hong Kong fueron diagnosticados 2.087 nuevos casos, y  el número de nuevos casos crece continuamente cada año.

Las infecciones virales del papiloma humano, el alto consumo de alcohol y tabaco, y la baja ingesta de frutas y verduras aumentan  considerablemente el riesgo de desarrollar cáncer en la cabeza y  el cuello.

Los especialistas que participaron en la investigación dijeron  abrigar la esperanza de que los nuevos descubrimientos sirvan para demostrarle al público que un ligero cambio en sus regímenes  alimenticios y en el tipo de alimentos que ingieren puede tener un impacto sorprendente en la prevención y terapia de cánceres.

Si ya lo dice el refrán, ¡dime lo que comes y te diré que padeces!

Vía: Elconfidencial.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to friend