La carne roja y los lácteos, incrementan el riesgo de tener cáncer

Investigadores de la Universidad de California San Diego (UCSD) han descubierto que una molécula consumida a través de la carne roja y los productos lácteos provoca una inflamación que incrementa el riesgo de desarrollar cáncer.

Carne Roja

El director del proyecto y de la Escuela de Medicina de la UCDS, Ajit Varki, distinguido profesor de medicina celular y molecular, lleva años estudiando la relación del consumo de carne roja y lácteos con alguno tipos de cáncer.

En esta ocasión, junto con sus colegas, Varki estudió un tipo de molécula de azúcar, denominada ácido N-glycolylneuraminico (Neu5Gc), si bien el cuerpo humano no es capaz de producirla de forma natural, podemos fijarla en nuestros tejidos si comemos carne roja.

Una vez la molécula se fija en nuestro cuerpo, el sistema inmunológico desarrolla anticuerpos para luchar contra la molécula externa, una respuesta inmune que puede provocar una inflamación crónica, según se informa en un documento de las Actas de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS por sus siglas en inglés), publicado en 2003 por el propio Varki.

“Hemos demostrado que los tejidos del tumor contienen mucha más Neu5Gc que un tejido humano normal”, explicó el Ajit, que precisó que eso hace pensar que el “Neu5Gc debe beneficiarse de alguna manera de los tumores”.

La investigación fue llevada a cabo en ratones que carecían de la molécula Neu5Gc, a imitación de los humanos antes de consumir carne roja, a los que se les indujeron artificialmente tumores que contienen dicha molécula. Posteriormente, a la mitad de los ratones se les administró anticuerpos para combatir al Neu5Gc. En los ratones que recibieron anticuerpos la inflamación, el tumor creció más rápido, mientras que en los otros los tumores eran menos agresivos.

Los datos del estudio, que será publicado la próxima semana en el PNAS, indican que la inflamación crónica como resultado de la interacción del Neu5Gc adquirido por nuestro cuerpo por comer carne roja, con los anticuerpos que aparecen como una respuesta inmune puede contribuir al desarrollo del cáncer.

La idea de que se puede prevenir el cáncer mediante la dieta no es nueva, hace más de cien años que diversos autores han propuesto diferentes hábitos dietéticos como causas de los cánceres, cosa que los hace susceptibles de fundamentar recomendaciones preventivas.

En los años setenta, el interés por la dieta como causa de cáncer se pone de actualidad definitivamente al empezarse a disponer de evidencias científicas sólidas.

Desde entonces se puede afirmar que la dieta, junto con el tabaco y las exposiciones a sustancias carcinogénicas en el medio laboral, son los tres factores más importantes relacionados con el cáncer.

Vía:  lanuevaespaña

Más información: farmaceuticonline

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.