Bajo este lema Unilever, compañía que ha promovido esta iniciativa nutricional, se ha iniciado en 67 colegios de toda España una campaña educativa con el objetivo de promover la importancia que tiene un desayuno equilibrado para mantener un apropiado rendimiento físico e intelectual durante toda la jornada escolar.

Desayuno croissant

La campaña cuenta con el apoyo de 1775 profesores de educación infantil y primaria, y está dirigida a 55.000 niños de entre 3-12 años.

Existen muchos estudios científicos que demuestran la gran importancia del desayuno para mantener una alimentación sana y equilibrada.

Por este motivo, es importante desarrollar campañas y programas de concienciación social para intentar educar a padres e hijos sobre la forma correcta de desayunar.

Las prisas a la hora de ir al colegio o al trabajo hace que muchos niños y padres salgan por la mañana de casa con un vaso de leche como mucho en el estomago, muchas veces por dejadez otras por pereza no nos damos cuenta de la importancia que tiene el desayuno en la vida familiar, le damos más importancia a la hora de “comer o cenar” todos juntos sentados a la mesa que nos olvidamos realmente de la que tiene más, el desayuno, la primera comida del día.

Reconozco que soy/somos, de los que sólo desayunamos juntos los fines de semana y a diario procuramos tomar algo mas que el cacao o el café en el desayuno, a los niños les cuesta levantarse (a nosotros también) y “robas” tiempo de donde puedes, en este caso al desayuno.

Teóricamente han elegido el mes de mayo como partida para esta campaña, por la proximidad de las vacaciones de verano, ya que según ellos, “es la estación del año en la que los padres, gracias a las vacaciones tanto de sus hijos como las suyas propias, tienen más tiempo para estar con ellos y modificar las conductas familiares poco saludables”.

La Campaña quiere formar a profesores, padres y alumnos, sobre los hábitos correctos en el desayuno durante los meses previos al verano, para que la familia pueda poner en práctica y mecanizar los conocimientos aprendidos durante sus vacaciones.

Soy de los que piensan que los que realmente tienen que fomentar estos hábitos somos los padres en casa, inculcando a nuestro hijos la importancia que tiene la comida en la salud, y como esta influye en nuestras vidas.

Me hace gracia que siempre en estos casos se pone primero a los “profesores” y los colegios, delegando toda la responsabilidad en ellos.

Para conseguir los objetivos de “Desayuna y aprueba… prueba a desayunar” se han elaborado diferentes materiales didácticos para enseñar a padres, profesores y alumnos cómo hay que realizar la primera comida del día, además de ofrecer ideas para tomar un desayuno variado, entretenido y nutritivo.

Para ello, los niños se llevan a casa un libro formado por 12 “divermenús” de alrededor de 500 Kcal. cada uno, con las mejores ideas para hacer del desayuno una práctica habitual y de lo más divertida.

También se entregan distintos cuestionarios dirigidos a los alumnos (adaptados según las edades: de 3 a 6 años, de 6 a 10 años y de 10 a 12 años) y a los profesores.

Con ellos, se puede valorar la situación actual de los hábitos alimenticios de los niños y los adultos al igual que la información recibida con esta actividad.

Buena iniciativa, pero creo que es insuficiente…

El desayuno no es una comida opcional, sino que debe convertirse en un hábito.

El prescindir de él, sea por la causa que sea, no debe convertirse en la norma, sino en la excepción.

Es especialmente importante para los niños pero, si los adultos no les muestran su importancia, no adquirirán la sana costumbre de alimentarse al iniciar la jornada.

¿Cuál es el mejor desayuno?

La Organización Mundial de la Salud recomienda, para esta primera cita culinaria, un vaso de leche de vaca, una tostada con aceite de oliva virgen y zumo de naranja.

En general, para que sea equilibrado deben estar representados los lácteos, frutas y cereales.

Son muy recomendables los cereales integrales, en concreto los de grano de trigo.
En el desayuno también pueden participar otros alimentos, como derivados cárnicos y dulces, pero en cantidades moderadas.

Por otra parte, la mantequilla y los bollos industriales deben limitarse, y las galletas es mejor que sean integrales.

En cuanto al azúcar, trata de utilizarlo sólo para dulcificar la bebida.

¿Cual es vuestro desayuno?

Vía: elnortedecastilla

5 Respuestas

  1. PolloFrito

    Pues la verdad es queyo tengo unhabito alimenticio criminal, y paso muchas veces del desayuno, quizas por la hora a la que me levanto y paso a la comida directamente. Es una pena que no demos importancia a estos habitos alimenticios, que solo van en nuestro beneficio.

    Responder
  2. Toni

    A mi me pasa un poco como a ti, con el tema del desayuno.

    Y lo mas triste es que la mayoría de las veces es porque nos levantamos con el tiempo pegado y pasamos de sentarnos a desayunar como dios manda.

    Luego claro, toda la mañana desmayao…..

    Responder
  3. Marta

    Soy maestra y últimamente veo que los niños cada vez realizan desayunos más ligeros e incluso vienen en ayunas al colegio. Las madres les dan la propina para el bollo y ya esta.

    Yo creo que a primera hora de la mañana se necesita un buen aporte de “energia alimentaria” para poder encarar la mañana con garantias y sin desfallecer.

    Me gustaria conocer su opinion :¿es realmente importante hacer un buen desayuno a primera hora?

    Responder
  4. Toni

    Es increible como ha degenerado la alimentacion desde que los padres trabajan. Y sobre todo el tema de la bolleria industrial es espeluznante. El peor veneno alimentario que existe es este.

    Grasas de calidad penosa a punta pala y poco alimento.

    El desayuno es la primera comida, y por tanto sin quitar protagonismo al resto de las comidas del día, el desayuno es de vital importancia para llevar a cabo una alimentación sana y equilibrada concepto que en la actualidad parece ser olvidado.

    El desayuno debe aportar la cuarta parte de las calorias diarias y debe incluir lacteos, frutas y cereales entre otros.

    Desayunar tan solo un café es como no desayunar nada puesto que no aporta ningún nutriente.

    La infancia es el mejor momento para instaurar unos buenos hábitos alimenticios y ademas como es una etapa de máximo crecimiento el desayuno juega un importante papel.

    Lo dicho niños gordos y débiles.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to friend