Cafeína y embarazo, mejor no juntarlos

La cafeína contenida en dos tazas de café puede duplicar el riesgo de sufrir un aborto espontaneo.

Cafe y embarazo

Casi todo el mundo sabe que el café es perjudicial para las mujeres embarazadas, o más bien para el feto, pero ahora investigadores de la “Fundación Káiser Permanente”, han demostrado que ingerir unos 200 miligramos de cafeína (2 o 3 tazas de café), aumenta el riesgo de aborto entre las embarazadas, especialmente, en los primeros meses de gestación.

Los resultados de la investigación revelan que tomar café durante el embarazo puede llegar a duplicar el riesgo de sufrir un aborto.

Este informe ha sido publicado en la revista estadounidense “American Journal of Obstetrics and Gynaecology“. Según el informe, tomar café durante el embarazo, incluso de forma moderada, puede duplicar el riesgo de aborto en las primeras semanas de embarazo.

En este sentido los investigadores advierten que las mujeres embarazadas o que estén planeando estarlo deberían dejar de tomar café hacia el cuarto mes de gestación.

El estudio de la fundación fue realizado sobre 1.063 mujeres embarazadas de San Francisco (EEUU), quienes se encontraban en una media de diez semanas de embarazo y a las que preguntaron cuántas bebidas consumían al día, tanto con cafeína como sin ella, desde su último periodo menstrual y también si habían cambiado sus patrones de consumo desde que se quedaron embarazadas.

Taza de Café

Entre las bebidas con cafeína también incluyeron a parte del café normal el café descafeinado, el té, algunas bebidas carbonatadas y el chocolate caliente.

El 25% de las mujeres reconoció que no tomaba ninguna bebida con cafeína durante el embarazo, mientras que el 60% tomaba su cafetito matutino o alguna coca cola que otra al día eso si no llegaba a los 200 miligramos de cafeína al día y el 15% último de mujeres sí que reconoció que bebía más de esta cantidad. Lo sorprendente de esto fue que la mayor ingesta de cafeína se dio en mujeres blancas con un alto nivel de vida.

Según el investigador, el 12,5% de las mujeres que no consumían cafeína tuvieron un aborto espontáneo, mientras entre las embarazadas aficionadas al café y con un consumo de unos 200 miligramos al día, las interrupciones de embarazo alcanzaron el 24,5%.

Las medidas utilizadas para hacer la estimación de cafeína ingerida fue la siguiente: por cada 150 mililitros de bebida, se estimó que se tomaban 100 miligramos de cafeína en el caso de los cafés, 39 miligramos si se trata de té, 15 miligramos para las bebidas carbonatadas y 2 miligramos con el chocolate caliente.

La causa por la que la cafeína puede derivar en abortos espontáneos es que esta sustancia atraviesa rápidamente la placenta y llega al feto, pero para él es muy difícil metabolizarla porque su sistema metabólico aún no está muy desarrollado.

Vía: afp.google.com

Vía: elmundo.es

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.