¿A que saben las frutas y verduras?

¿Qué fue del dulce e intenso sabor de la fruta y verdura fresca?, ¿y de su textura tersa y jugosa?  La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), ha realizado un estudio para descubrir realmente a que saben las frutas y verduras.

 Fresas

Seguro que, en más de una ocasión, cuando has comprado una fruta con un aspecto inmejorable has pensado en el placer que ibas a tener cuando le dieses el primer mordisco. Lo malo que una vez que se lo das, esa fruta no sabe a nada. Y esto sucede más veces de las que quisiéramos, concretamente cuatro de cada cinco, según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Según un estudio realizado por la OCU, sólo el 5% de las frutas y hortalizas vendidas en Madrid, Barcelona, Sevilla y Valencia, pese a su excelente aspecto, sabe bien.

Y da lo mismo que las compremos en tiendas o fruterías más caras o pidamos al tendero que nos busque las mejores.

Este estudio está basado en la evaluación y cata de 350 kilos de frutas y hortalizas frescas adquiridas en 54 establecimientos de esas cuatro ciudades. Entre las muestras había naranjas de mesa, manzanas golden, peras conferencia, plátanos canarios, tomates daniela y lechugas romanas.

Los catadores han plasmado sus experiencias en este estudio sobre la calidad de las frutas y hortalizas advirtiendo que una de cada cuatro piezas, con un aspecto inmejorable, tiene defectos de sabor y textura, bien porque estas estaban aún algo verdes; la pulpa tenía una textura “arenosa”; o porque el sabor de esa fruta o verdura era raro, cuando no nulo. Esto último lo han notado más en las peras y los tomates.

Sobre los motivos que pueden explicar la pérdida de sabor están que las nuevas variedades de frutas y verduras crecen antes y más rápido y son más resistentes a las plagas y al transporte, lo que indudablemente facilita su comercialización, pero no a su calidad. Gracias a la “globalización” muchas frutas y verduras se cultivan en condiciones muy distintas a las naturales, muchas de ellas en naves climatizadas e invernaderos.

De aquí muchas de estas frutas recorren muchos kilómetros antes de llegar al consumidor final, para lo cual estas se tienen que recolectar verdes, inmaduras, dejándose madurar a conveniencia durante el transporte o bien, una vez de destino, guardadas en cámaras refrigeradas.

Lo cual, cuando se ponen a la venta, esta fruta y verdura tienen un aspecto brillante y fresco que la hace muy atractiva para el comprador, aunque cuando la hinca el diente, esta no tiene el sabor que realmente debería tener.

Lo mejor, para no defraudar al paladar, o en menos ocasiones de las “habituales”, es comprar la fruta o verdura de temporada. Y es precisamente en esta época, entre primavera y verano, cuando podemos encontrar más cantidad y variedad de fruta y verduras en su mejor momento.

¿A que saben las frutas y verduras? - El Aderezo - Blog de Recetas de Cocina El Aderezo: Blog de Cocina, Gastronomía y Recetas El Aderezo: Blog de Cocina, Gastronomía y Recetas

Una Respuesta

  1. paki

    Hola, estoy de acuerdo que todo lo que comemos es insípido y no sabe nada a nocer que lo aderecemos mucho y con esto no sabemos lo que comemos si carne opescado o verduas ¿que hacer para que lo que comamos nos seta a pesc… Car… Verd…? tendremos que poner un huerto en casa.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.