Cuscús, un plato tradicional del norte de África

El cuscús, cous cous o también llamado alcuzcuz, alcuzcusu, del árabe “Kuskús”, es un plato tradicional del norte de África hecho a base de sémola de trigo.

Cuscús

En España lleva unos cuantos de siglos, desde el XII concretamente, en el cual la mitad de la Península ibérica era musulmana. Después, unos siglos más tarde, el nombre Cuscús lo tomó el recipiente de barro o arcilla provisto de unos pequeños agujeros por donde se colaba el vapor que cocía la sémola de trigo.

En los países del Magreb, el cuscús es servido como segundo plato y va acompañado con ingredientes muy distintos. Unas veces salados y otras dulce. Dependiendo de la zona.

En Argelia por ejemplo la opción más común es servir el CousCous con garbanzos, habas y verduras como berenjenas, alcauciles, cardos y, cuando es posible, carne.


Marruecos Couscous

En la zona sahariana, el cuscús, nos lo sirven de una forma sencilla y en seco, es decir, sin legumbres ni caldo y con alguna pasa o fruto seco.

En la zona de Túnez, el alcuzcuz o cuscús lo encontramos elaborado con carne de conejo o de carnero. Aunque siempre con garbanzos. También hay otra opción muy popular de servir un buen cuscús elaborado a base de pescado, al igual que también es posible encontrar otro tipo de cuscús hecho con uvas pasas, almendras, pistachos, dátiles y nueces que es servido junto con leche fresca y azucarada.

En Marruecos, finalmente, el cuscús suele ir acompañado de carne de pollo o de cordero y, lo más normal, es que nos le sirvan con dos caldos: uno para remojar la sémola, y otro, aderezado con guindilla roja, para darle gusto. Luego, los ingredientes que acompañan al cuscús (nabos, uvas pasas, calabacines, berenjenas, garbanzos, cebollas, etc.,), son sometidos a una cocción muy larga y lenta, quedando casi confitados. Otra receta marroquí muy popular, esta vez dulce, es el cuscús elaborado con azúcar y canela.

Como puedes ver hay muchas maneras de cocinar el cuscús, aunque siempre hay que tener claro dos cosas. La primera es que tenemos que elegir una sémola de trigo duro de muy buena calidad y, la segunda, para darle “sabor” debemos hacer un caldo rico en sabores, gracias en parte a los ingredientes que elijamos y a las especies que usemos para aderezarle.

La forma “oficiosa” de presentar el cuscús en la mesa es colocar primero, sobre una bandeja, la sémola y sobre ella la carne especiada. Las verduras, si las tuviéramos, las pondríamos alrededor de la sémola y el caldo para “mojar” la sémola lo serviríamos en cuencos.

¿Te apetece un Cuscús?

Fuente: wikipedia

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.