“5 días de El Dorado” en el Restaurante La Postal (Segovia)

Degustación de los “5 días de El Dorado” en el Restaurante La Postal, Zamarramala (Segovia).

Restaurante La Postal - Segovia

Restaurante La Postal – Segovia – Imagen de restaurantelapostal.com



Día grande el de hoy, donde el “Cochinillo de Segovia” ha sido el verdadero protagonista junto con un buen ramillete de amigos, sentados en torno a una mesa redonda, en un local envidiable con unas vistas únicas.

El restaurante La Postal fue hace años una nave de crianza de cerdos, que casualidades de la vida y un poco de iniciativa, se ha convertido en uno de los mejores restaurantes/asadores de la provincia de Segovia.

Al restaurante “La Postal” se llega recomendado por las panorámicas que se ven desde sus ventanales, en ellas la vieja ciudad segoviana es un comensal más a la mesa.

Pero una vez dentro, el olor al cochinillo asado que desprende su viejo horno de leña invitan a degustar unos platos cargados de multitud de aromas y sensaciones.

De entrantes un paté con mermelada (cortesía de la casa), unos huevos estrellados estilo “Lucio”, para pasar al plato principal el Cochinillo de Segovia.

Después del último trago de vino, los postres, el chupito y una buena sobremesa, para determinar que sitio elegiremos el año próximo.

Este es el tercer año que la marca de garantía “Cochinillo de Segovia” presenta una campaña dedicada en exclusiva a los consumidores del producto estrella de la gastronomía segoviana, el cochinillo.

Lo está claro después de hablar con los encargados del establecimiento, es que esta promoción es aceptada de buen grado por los segovianos y en especial por todos lo turistas que se acercan durante los cinco días a degustar el autentico cochinillo segoviano a mitad de precio, el nuestro, once euros por persona.

Toda una ganga…

7 Respuestas

  1. Toni

    Pues sinceramente creo que las vistas son lo único que tiene de destacado este restaurante.

    Todo esta en un nivel medio – bajo menos los precios, que son altos, como en Segovia en general claro.

    Un saludo

    Responder
  2. PEDRO

    El 18 de junio me acerqué a La Postal atraido por la publicidad (a mi juicio, merecida) que se le da a sus extraordinarias vistas. Eran las 14’45 h. y en su inmenso salón unicamente había una mesa ocupada por lo que me las prometí felices pero ¡oh sorpresa! no pude quedarme porque era exclusivo para no fumadores. A cambio me ofrecían una mesa junto a la barra de un oscuro bar y frente a una ventana desde la que se observaba el parking. Ante el dilema de buena comida o buenas vistas ( que es lo único por lo que se conoce a este restaurant), opté por lo primero y fuí a comer donde lo hago siempre que visito Segovia: Venta Magullo. Raciones abundantes; calidad inmejorable; trato exquisito y precio ajustado.

    Responder
  3. Jesús Miguel García Martín

    Esa es otra buena opción, Pedro. Venta Magullo tiene una buena cocina segoviana. Y, tanto el sitio como el restaurante, está situado en un marco singular.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.