Saquitos de pasta brick rellenos de pescado

Aprovechando que teníamos en la nevera sobras de un “Rodaballo al horno con crema de garbanzos” y de una “lubina al horno”, hemos elaborado unos “saquitos de pasta brick rellenos de pescado“.

Saquitos de pasta brick rellenos de pescado

Nosotros hemos rellenado estos saquitos de pasta brick con las sobras de pescado que teníamos en nuestra nevera, aunque tu puedes hacer lo propio con cualquiera de las sobras de pescado que tengas en la tuya, además, lo puedes acompañar con una salsa a base de nata líquida y caldo de pescado o bien, como en nuestro caso, con la salsa de una de las sobras.

Ingredientes para 4 personas:

  • 5 Obleas pasta Brick
  • 300 gr carne de pescado sin espinas ni pieles
  • 1 Puerro grande
  • 1/2 Cucharada de harina
  • 100 ml leche
  • Aceite de oliva virgen
  • Nuez Moscada
  • Sal

Saquitos de pasta brick rellenos de pescado

Elaboración:

  1. Sacamos la bandeja del horno y lo ponemos a precalentar a 170º
  2. Pochamos el puerro, picado finamente, en una sartén con una cucharada de aceite de oliva virgen.
  3. Añadimos la carne del pescado, desmigada con anterioridad y limpia de espinas y pieles, removemos.
  4. Dejamos tres o cuatro minutos y retiramos.
  5. Echamos una cucharada de aceite de oliva en esa misma sartén y doramos la harina, con la intención de preparar un poco de salsa bechamel.
  6. Cuanto tenga un ligero color dorado añadimos la leche, una pizca de sal y otra de nuez moscada.
  7. Removemos con unas varillas y cuando espese lo volcamos sobre el sofrito de pescado.
  8. Lo mezclamos todo bien y repartimos las 4 obleas por la encimera y de la otra cortamos 4 tiras largas.
  9. Repartimos la mezcla anterior por el centro de las 4 obleas y formamos los saquitos de uno en uno. Atamos cada uno de los saquitos con una tira de pasta brick.
  10. Colocamos sobre la bandeja, a la que habremos puesto un papel para hornear, e introducimos en el centro del horno, 10 minutos.
  11. En ese tiempo nosotros pusimos a calentar nuestra salsa de garbanzos, a la que añadimos unas cucharadas de nata y una pizca más de sal.
  12. Sacamos los saquitos rellenos de pescado y colocamos sobre los platos a los que habremos puesto un par de cucharadas de salsa.

Servimos y degustamos.

Nota:

Para la salsa puedes reutilizar cualquiera que te haya sobrado de las recetas de pescado que hayas hecho para Navidad.

Si estuviera muy líquida puedes ponerla a reducir a fuego medio-alto y después pasarla por un colador.

Esta receta te vale tanto para reutilizar sobras de pescado o de carne, ya que la pasta brick admite infinidad de rellenos y lo que queremos es “quitarnos” esas sobras de nuestra nevera!

4 Respuestas

  1. C. Dube

    Hay que reconocer que tu propuesta es una idea bestial con una presentación espectacular. Y un día lo vamos hacer, te lo garantizo. He contado en otro blog que la actitud más inteligente a lo largo de todas estas fiestas es el aprovechamiento de sobras y las ideas que a uno se le ocurren para no tirar toda la cantidad de comida que hemos puesto en las mesas en nuestras casas. Esta actitud nada tiene que ver con el desmadre consumista que todos tenemos y que oye, por mucho que te lo propones ¡es que es imposible!. Estos post son los más útiles de todos los que se publican en estas fiestas. Gracias, un saludo y feliz 2010.

    Responder
  2. comoju-Cova

    Ayer finalmente acabé con todas las sobras de esta Nochevieja y Año Nuevo y ahora me da pena no haber visto antes esta idea para el pescado que había sobrado y que me hubiera hecho hacer de unas sobras un nuevo y delicioso plato

    Ya me dejas con las ganas de que me sobre mas pescado para probar ..

    Un abrazo y Feliz 2010

    Responder
  3. Jesús Miguel García Martín

    Si que es cierto que en los últimos años en los hogares, que yo conozco, se procura preparar pocos platos para los menús navideños, pero luego, en el último día y “por si acaso” siempre preparan algún plato más.

    Y al final sobra siempre un poco de todos ellos que van subiendo y bajando las bandejas de la nevera hasta que nos decidimos “acabar con las sobras“.

    Menos mal que siempre nos queda reutilizar estas sobras de alguna manera nueva o sugerente, como estos saquitos de pescado, que acaban de una manera “noble” con las dichosas sobras navideñas… Un saludo para tod@s.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to friend