Roscón de Reyes, receta tradicional

Y para el Día de Reyes… que mejor que un buen roscón, Roscón de Reyes y si es casero mejor que mejor.

Receta de Roscón de Reyes

Este es el segundo que hago, ya que el primero…mejor no hablar de él.

La verdad que probé con otra receta de roscón para elaborar en Navidad, hasta que buscando en el foro de mundo recetas, di con este “Roscón de Reyes definitivo” de  Mafalda.

Está elaborado en la Thermomix, aunque también se puede elaborar a mano, echándole más tiempo…


Ingredientes para un Roscón grande:

Para la Masa de arranque o Masa Madre:

  • 50 gr. de harina de fuerza
  • 1 sobre de levadura seca de panadería (vahiné) o 25 gr. De levadura fresca (Mercadona)
  • 100 ml. de leche tibia o a temperatura ambiente

Masa:

  • 500 gr. de harina de fuerza
  • 100 ml. de leche entera
  • 2 cucharadas de agua de azahar
  • 150 gr. de mantequilla
  • 2 huevos
  • 2 yemas de huevo
  • 120 gr. de azúcar
  • 1 cucharada de miel
  • 2 cucharadas de ron (voluntario)
  • La piel de un limón y una naranja
  • Una cucharadita rasa de sal
  • Para adornar el Roscón de Reyes:
  • Azúcar con unas gotas de agua de azahar
  • Almendra natural en láminas
  • Frutas escarchadas
  • 1 huevo batido para pintar

Elaboración:

Masa Madre:

En un bol ponemos la harina el sobre de levadura o desmenuzamos esta si fuera fresca, incorporamos la leche tibia y mezclamos bien.

Lo tapamos con papel film y lo dejamos reposar a temperatura ambientes hasta que doble de tamaño, media hora más o menos.

Masa del Roscón:

En el vaso de la Thermomix, ponemos el azúcar y en velocidad 5-7-9 hasta la máxima la convertiremos en azúcar glasé.

Receta de Roscón de Reyes

Paramos, bajamos lo que haya quedado en las paredes del vaso y añadimos las pieles  tanto del limón como la de la naranja y repetimos la operación hasta que esté bien triturado todo, parando y bajando lo que se quede en las paredes de vez en cuando.

Una vez esta todo bien molido, introducimos al vaso la leche, la miel, el ron y el agua de azahar, programamos 3 minutos a 37 grados en velocidad 2.

Cuando acabe, añadimos en el vaso la mantequilla, programamos 2 minutos a 37 grados en velocidad 2.

Comprobamos que la mantequilla se ha disuelto (si no es así lo dejamos unos minutos más ya sin calor en  velocidad 2 hasta que se disuelva).

Sin parar la Thermomix, vamos incorporando uno a uno los huevos y las yemas por el  bocal, hasta que estén integrados.

A continuación añadimos la masa de arranque y mezclamos  todo a velocidad 4.

Incorporamos la harina en el vaso junto con la cucharadita de sal, mezclamos unos segundos en velocidad 6 y a continuación amasamos en  velocidad espiga unos cinco minutos.

Miramos por si hiciera falta añadir más harina, ya que según la clase que sea hará falta añadir o no.

Se sabrá si hace falta si la masa está “líquida” y se pega por las paredes del vaso, aunque ojo, no tiene que quedar muy seca, ya que entonces tendríamos un gran problema.

Estará en su punto cuando empiece a rodar por el vaso sin pegarse por las paredes.

En caso de duda es preferible que quede un poco blanda a que quede demasiado seca, ya que eso tiene difícil arreglo.

Si tienes que añadir más harina hazlo muy poco a poco, una cucharada cada vez, lo mismo si tuvieras que añadir más líquido habrá que añadirlo muy poco a poco y que esté a temperatura ambiente o ligeramente tibio.

Primer levado de la masa:

Una vez que está hecha la masa, la dejamos en el vaso tapado. Le tapamos con un paño de cocina o una bolsa de plástico y lo dejamos levar una hora.

Se sabrá que ha levado bien cuando la masa levante el cubilete del vaso, si pasa la hora y el vaso no ha subido lo dejamos más tiempo.

Segundo levado de la masa:

Cuando la masa salga por el cubilete, la sacamos y la ponemos en una superficie ligeramente enharinada.

Amasamos bien para desgasificarla, golpeamos la masa y volvemos amasar.

La masa tiene que quedar blanda pero no pegajosa, seguro que te tocará añadir algo de harina hazlo poquito a poco, hasta que la masa no se te pegue en las manos ni en la encimera.

En este amasado es muy útil tener un la espátula o un rascador que te permita despegar la masa de la mesada sin necesidad de poner más harina ya que con el amasado la masa se liga mas y se hace más manejable.

Para terminar el amasado haz una bola remetiendo la masa hacia el centro y así ya le vamos diciendo a la masa que queremos que siempre suba para arriba y no para los lados.

Colocamos la bola de masa en un bol grande que taparemos con plástico y lo dejamos levar a temperatura ambiente otra hora más o menos.

Una vez ha pasado la hora reglamentaria, preparamos la bandeja del horno con papel de horno o un silpat encima de esta.

Sacamos la masa del bol, la amasamos un poco y volvemos a formar una bola remetiendo de fuera para dentro.

Colocamos la bola sobre la bandeja del horno y la dejamos reposar 10 minutos para que esta “se relaje”.

Mafalda, nos dice que para dar forma al Roscón tenemos que meter las manos en el centro de la bola, después  vamos estirando desde el centro hacia los lados para darle forma redonda, no pegarle mucho a los lados de la bandeja porque todavía tiene que crecer más. Según le vamos dando forma le tenemos que ir “diciendo” a la masa que queremos que suba hacia arriba y no se extienda hacia los lados así que iremos remetiendo la masa desde el centro y desde el exterior hacia dentro del roscón.

“Con la mano izquierda en el hueco del roscón y la derecha en la parte de fuera, vamos remetiendo hacía dentro y dando forma a la vez”.

Es un poco difícil de explicar.

Si la masa tiende a “cerrarse” hacía el centro o a encogerse, es que no está bien relajada, dejarla reposar otros diez minutos y se manejará mejor.

Una vez formado el roscón, le pintamos con huevo batido y le volvemos a tapar. Esta vez le tapamos con papel film o plástico engrasado para que leve por tercera vez.

Tercer levado:

Otra hora más, tiempo en el que doblará de volumen.

Antes de que termine el tercer levado, precalentamos el horno a 200º (arriba y abajo con aire si dispone tu horno de él).

Importante colocar en la base del horno un recipiente pequeño lleno de agua.

Una cazuela pequeña de barro nos servirá.

Cuando pase la hora, quitamos el plástico, volvemos a pintar con el huevo batido, con cuidado de la masa y adornamos al gusto con frutas confitadas o escarchadas, almendras y el azúcar remojado con unas gotas de agua de azahar (debe de quedar como el azúcar humedecido).

Colocamos la bandeja en la segunda ranura empezando por abajo y bajamos la temperatura a 180º, 25 minutos.

Tener cuidado de que no se dore demasiado, si fuera así colocar papel de aluminio encima.

Le dejamos reposar cinco minutos en el interior del horno con la puerta entreabierta.

Que os traigan muchas cosas los Reyes………

Roscón de Reyes, receta tradicional - El Aderezo - Blog de Recetas de Cocina El Aderezo: Blog de Cocina, Gastronomía y Recetas El Aderezo: Blog de Cocina, Gastronomía y Recetas

19 Respuestas

  1. diegoCmC

    Mi mas sincera enhorabuena, acabo de terminar el roscón, y he de decir que ha quedado de 10, buen sabor, buena textura… Eso si, muy muy grande jajaja.
    Un saludo.

    Responder
  2. guillermo

    No es necesario tanto levado, una vez hecha la masa en la termomix, sacala y amasa un poco por si te ha quedado algo blando, seguidamente haz la forma y en el horno lo programas a 50 grados lo pones hasta que dobla de volumen, sacalo adornalo y lo horneas a 180 grados con cuidado que no se te queme, ¡ah! en la parte de abajo del horno pon un recipiente con agua para que la humedad sea la correcta. Un saludo.

    Responder
  3. ARMANDO

    Yo lo he hecho varias veces, lo cierto es que con la práctica va saliendo mejor, no empleo Thermomix, no dispongo de ella, pero tampoco hace falta.
    Con respecto al azucar, lo he hecho con AZUCAR INVERTIDO, en la proporción del 50% del total, es decir 50% de azucar y 50% de azucar invertido, sale más dulce y dura mucho más tierno, lo aconsejo.
    Para ver lo que es el AZUCAR INVERTIDO, poner en GOOGLE la definición y os saldrá la manera de realizarlo, es muy sencillo, solamente hay que comprar un paquetito de gasificante LITINES en MERCADONA, 0,47 € con 8 sobres gasificante y 8 sobres acidulantes, se suele emplear en múltiples recetas de confiteria.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.