Receta de pastas de piñón

Esta receta de “Pastas de Piñones de Pedrajas” es una variante de la  original del “exquisito blog gastronómico” Webos Fritos, la web culinaria de Susana.

Pastas de piñones

Estas pastas de piñón son las de toda la vida, de esos sabores que se te quedan grabados en el “disco duro” y cada vez que los ves, en alguna tienda o pastelería, se te vienen al pensamiento como si lo acabaras de comer…

Ingredientes:

  • 375 gr. de harina
  • 150 gr. de azúcar
  • 100 gr. de manteca de cerdo
  • 50 gr. de mantequilla
  • 60 gr. de piñones
  • 2 Huevos
  • 1 Yema de huevo
  • 1 Huevo para pintar la masa
  • 1 Sobre de levadura


Pastas de piñon

Elaboración:

Susana hizo todo el proceso de la receta de pastas de piñón a mano, pero yo utilicé la Thermomix para elaborar la masa.

  1. En el vaso de la Thermomix ponemos los Piñones de Pedrajas, los picamos a velocidad 5 durante unos segundos, después añadimos la manteca de cerdo, la mantequilla, los dos huevos junto con la yema y el azúcar. Batimos a 37º, 2 minutos, velocidad 2.
  2. Durante este par de minutos mezclamos la harina con la levadura. Se lo añadimos a la mezcla anterior.
  3. Lo mezclamos unos segundos a velocidad 6 y programamos 3 minutos más a velocidad espiga.
    La masa quedará con mucho brillo y no se nos pegará en las manos.
  4. Sacamos a una superficie limpia y sin trabajarla mucho la estiramos hasta conseguir una lámina de un grosor de medio centímetro como poco.
  5. Cortamos con un corta pastas u otros utensilios (yo utilicé un vaso y el tapón de una botella de agua para hacer los círculos de dentro).
  6. Las colocamos en la bandeja del horno (esta tendrá un silpat o papel de horno).
  7. Batimos el huevo que nos queda y pintamos las pastas, decoramos con piñones y las metemos al horno precalentado a 240º, con calor arriba y abajo.
  8. Dejamos que se doren (sobre 10 minutos). A mí la primera tanda de pastas las dejé más tiempo y quedaron muy “secas” las segundas estuvieron el tiempo estimado y quedaron muchísimo mejor.
  9. En cuanto pasen cinco minutos en el horno no las dejes de vigilar ya que se doran enseguida.
    Sacamos y dejamos templar.

Durante todo el proceso la cocina adquiere unos aromas que te llevan a la infancia cuando las abuelas preparaban esas pastas de piñón cuyas recetas muchas veces se han quedado en el secreto más absoluto por no dejarlas escritas y pasarlas de viva voz a sus “testamentarios” sin apuntarlas en ningún sitio.

Vía: webos fritos

2 Respuestas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to friend