Recetas de paellas de marisco hay tantas, y todas tan buenas, como diferentes tipos de marisco que queramos añadir a la paella. Prueba de ello es la gran cantidad de paellas de marisco, y casi todas diferentes, que encontramos en libros de cocina y webs especializadas como El Arrocetario

Paella de Marisco

Cuando hablamos de recetas de paella marisco cada persona tiene en mente los ingredientes con los que ella elabora su receta. Unos ingredientes que pueden variar en cada temporada, dependiendo de si ese marisco está vivo o congelado.

Por este motivo recetas de paellas de marisco hay tantas, y todas tan buenas, como diferentes tipos de marisco que queramos añadir a la paella. Prueba de ello es la gran cantidad de paellas de marisco, y casi todas diferentes, que encontramos en libros de cocina y webs especializadas como El Arrocetario

Ingredientes para hacer Paella de Marisco 4-6 personas:

  • 500 g de arroz redondo Sabroz
  • 1 Cebolleta
  • 1/2 Pimiento Rojo
  • 1/2 Pimiento Verde
  • 1 Ajo
  • 1 Tomate maduro rallado
  • 500 g Mejillones limpio
  • 400 g Almejas
  • 1 Centollo
  • 1 Calamar
  • 1 Cucharadita de pimentón
  • 1 Cucharadita colorante alimentario
  • Sal

Paella de Marisco

Para el caldo de pescado

  • 1 kg de Congrio (la cola es más económica)
  • 1 kg de pescado de roca
  • 1 Cebolla grande
  • 2 Zanahorias peladas
  • 1 Pimiento rojo, limpio
  • 1 Puerro, pelado y en trozos
  • 2 Hojas de Laurel
  • 3 l de Agua
  • Sal al gusto

Paella de Marisco

Elaboración Receta de Paella de Marisco:

  1. Antes de hacer la paella de marisco, tenemos que tener listo el caldo de pescado. Esto podemos hacerlo con anterioridad, e incluso tenerlo congelado desde hace tiempo.
  2. Nosotros solemos preparar caldo (y congelarlo para estas ocasiones) con los huesos y cabezas de pescado que compramos en la semana.
  3. Aunque si no es vuestro caso hacer caldo de pescado para preparar paellas no es nada difícil. Ponemos todos los ingredientes para hacer el caldo o fumet de pescado en una cazuela grande, echamos el agua y sazonamos a nuestro gusto.
  4. Llevamos la cazuela al fuego. Al principio al máximo, cuando empiece a hervir, bajamos el fuego, desespumamos, es decir quitamos la espuma que se crea por las impurezas encima del agua con la ayuda de un cucharón o cacilla, tapamos y dejamos cocer durante 40 minutos, a fuego medio-bajo.
  5. Diez minutos antes de retirar el caldo de pescado, introducimos el centollo o la centolla en la cazuela, tapamos de nuevo y dejamos un par de minutos. Lo justo para que “se deje de mover”.
  6. Sacamos la centolla de la cazuela a una fuente. Y colamos el caldo de pescado. Rectificamos el punto de sal, si hiciera falta. Colamos el caldo de pescado en una cazuela limpia, separando después un litro y cuarto de caldo en otro cazo. Este será el que utilizaremos para preparar la paella de marisco. Mantendremos ambos recipientes con caldo sobre el fuego (al mínimo). El del primer cazo o cazuela será por si el arroz nos pide más líquido. Una vez terminada la elaboración, y con el caldo sobrante, podemos congelarlo, una vez esté completamente frío, debidamente etiquetado.
  7. Ponemos una paella o paellera al fuego. Vertemos cinco cucharadas de aceite de oliva y pochamos allí la cebolleta cortada finamente hasta que la veamos transparente. En este momento añadimos los pimientos limpios y cortados en trozos pequeños y el tomate rallado.
  8. Rehogamos el conjunto durante cinco minutos.
  9. Incorporamos el calamar limpio y cortado en trozos no muy grandes junto con el pimentón y el colorante alimentario, mezclamos nuevamente.
  10. Vertemos el caldo caliente y el arroz.
  11. Removemos suavemente.
  12. Dejamos cocer a fuego máximo durante 8 minutos, bajamos el fuego, y dejamos hacer otros 10 minutos a fuego mínimo. Lo justo para que esté cociendo suavemente.
  13. En este tiempo limpiamos los mejillones y cortamos en trozos el/la centolla, procurando no perder ni un mililitro de sus jugos.
  14. Pasado el tiempo añadimos el/la centolla en el arroz. Si vemos que la paella está “seca”, vertemos una cacilla más de caldo.
  15. Cinco minutos después, repartimos los mejillones y las almejas por la superficie del arroz.
  16. Cuando el arroz esté un su punto, recuerda que el arroz Sabroz no se pasa, retiramos y dejamos los reglamentarios cinco minutos de reposo.
  17. Servimos y degustamos.

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to friend