La melva es un pescado azul, familia de los bonitos y los atunes, muy saludable y de elevado valor nutricional.

Melva al horno

Tenemos que reconocer que la melva es un pescado que descubrimos el año pasado. Aunque, desde entonces, siempre compramos un ejemplar para cocinar en casa.

Después de elaborar una melva con fritada de verduras y tomates, además de un reconfortante Marmitako, en esta ocasión nos hemos decido por realizar una melva al horno con tomates y espárragos trigueros.

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 Melva de entre 750 y 1.000 gr
  • 4 Tomates pequeños
  • 1 Manojo de espárragos trigueros
  • 2 Ajos
  • Aceite de oliva
  • Hierbas provenzales
  • Sal

Melva al horno

Elaboración:

  1. Pedimos en la pescadería que nos saquen los lomos de la melva.
  2. Una vez en nuestra cocina, sazonamos y reservamos.
  3. En una fuente para horno, echamos un hilo de aceite, colocamos los filetes de melva (con la piel hacia abajo) y los tomates cortados por la mitad.
  4. Sazonamos los tomates y esparcimos por encima hierbas provenzales, o perejil picado, y los ajos pelados y cortados en láminas.
  5. Introducimos en el horno, previamente precalentado a 180º, de 15 a 20 minutos.
  6. Cuando saquemos la melva del horno, salteamos los espárragos trigueros en una sartén, con una cucharada de aceite de oliva, repartimos por encima de la melva y servimos.

Melva al Horno

18 Respuestas

  1. comoju-Cova

    la melva la conocí hace unos años, pues en el pueblo de Murcia al que voy, se pesca bastante, y a mi que el atún no me gusta demasiado, pero en cambio el bonito me encanta, tengo que reconocer que este pescado tambien me gusta

    Este año no he podido disfrutar de unas buenas Melvas recién pescadas, pero habrá que solocuinarlo de otro modo, pues merece la pena y mas con esta receta

    un abrazo

    Responder
      • Cova

        puntualicemos por si alguien de la zona te lee :-D .

        No miro al Mar Menor, miro al Mediterráneo, pues estoy un pelín mas abajo, casi lindando con Almería :-P

        Un beso

  2. Carlos Dube

    La melva la hemos tomado en fresco en contadísimas ocasiones, y en conserva quizás más, pero menos de lo que deberíamos.

    Nos gusta, y creo que deberíamos de explotar más.

    Gracias por enseñárnola y mostrarnos sus propiedades beneficiosas para la salud de esta manera tan deliciosa.

    Caray, me perdí ese marmitako de melva!!

    Un saludo.

    Responder
  3. Carmen

    Pues no tengo yo el gusto de conocer este pescado, aunque con ganas me quedo de pegarle un bocado al trozo de melva de la primera fotografía ;)

    Responder
  4. mm mm mm

    Yo acabo de conocer la melva hace como un mes y no ha sido una grata experiencia, la verdad.
    El supermercado donde compro habitualmente (no diré el nombre para no hacer publi) la tenía de oferta ya varias veces y me parecía un bonito en pequeño, así que la compré. Hicimos un marmitako y la verdad es que no nos gustó ni la textura de la carne ni el sabor. Nos quedamos con el bonito.
    No sé si quizá tenga que ver con el punto de venta y la calidad del producto, habrá que probarla comprada en la pescadería para comparar; pero como os digo, la primera experiencia no fue muy grata que digamos.

    Responder
    • Luis Ortega

      En cocina enseñan que la melva no sirve para guisos ni sopas (marmitako, por ejemplo, donde hay un caldo). Las demás recetas que habéis presentado sí se admiten: al horno, en escabeche, parrilla… ¡Y una gran ventaja es su precio!

      Responder
  5. maria

    Pues, no sé, yo la hice pero le falta algo, a final es un poco sosa aunque el sabor de este pescado sea bastante fuerte y sobre todo la carne es dura… Quizá saldría mejor en escabeche. ¿Qué opináis?

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.