Receta de florones castellanos

Los florones son uno de los postres más extendidos y populares que existen en toda Castilla y León y forman parte de la gastronomía más tradicional.

Receta de florones

Los Florones, se elaboran tradicionalmente en las cocinas de las abuelas o de nuestras madres, aunque ahora, ya es posible encontrarles hechos en muchas panaderías o pastelerías.

Como podéis observar son piezas de un aspecto muy atractivo, grandes, de un diámetro aproximadamente de 10 cm. y una altura de 3-4 cm., según el molde.

El nombre “Florones” se lo da el molde con lo que se realizan estos dulces.

Los florones son muy llamativos y de textura crujiente, que al comerles se suelen romper con facilidad.

Molde Florones Castellanos

Estos dulces antiguamente eran “obligados” en toda clase de celebraciones, cumpleaños, bautizos, fiestas, y especialmente en Semana Santa.

Como nota curiosa, apuntar que hace muchos años las amas de casa rivalizaban entre ellas a ver quien tenía los moldes más originales. Los florones (utensilio) pasaban de madres a hijas y las novicias los llevaban como dote cuando se casaban.

Ingredientes de la receta:

Para un huevo:

  • 175 gramos de harina
  • 300 mililitros de leche
  • Una pizca de sal.
  • Aceite para freír Azúcar.

Ingredientes Opcionales a la receta:

  • Anises molidos
  • Ralladura de naranja o de limón
  • Un chorrito de aguardiente o cualquier tipo de licor.


Receta de florones

Elaboración de los Florones Castellanos:

  1. Ponemos en la jarra o vaso de la batidora o la Thermomix todos los ingredientes.
  2. Lo pasamos bien con la batidora hasta que quede una masa fina.
  3. Mientras, ponemos el suficiente aceite en un cazo o sartén honda para que cubra el molde “Florón“.
  4. Cuando esté casi caliente introducimos el molde en su interior, cuando humee el aceite sacamos el molde y lo introducimos en el vaso de la masa, PERO NO DEL TODO, que queden como dos milímetros hasta el borde, ya que de lo contrario el florón no saldría del molde y nos tocaría romperle.
  5. Una vez lo tengamos untado de la masa, lo sacamos y lo introducimos a la sartén, movemos el molde arriba y abajo hasta que suelte la flor y una vez que se ha soltado la metemos dentro del aceite ayudándonos del molde hasta que se dore.
  6. Sacamos con una espumadera y la dejamos escurrir sobre papel de cocina.
  7. Y seguimos así hasta que acabemos con la masa, calentamos el molde en el aceite, lo metemos en la masa…etc.
  8. Cuando tengamos todos los Florones escurridos los rebozamos en azúcar y a disfrutar.

Os recomiendo que no las guardéis más de dos días ya que se enrancian con facilidad.

Nota:

Por cada huevo (y su correspondiente cantidad de harina, aceite y sal) salen entre 8 y 10 florones.

17 Respuestas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to friend