Uno de los dulces navideños que no faltan en nuestra mesa son los “Nevaditos” o “Mantecados de vino”. Un dulce que, servimos como acompañamiento del café, se convierte en la guinda de todas las comidas y cenas navideñas.

nevaditos para navidad

La receta de los “Nevaditos” o “Mantecados de Vino” en nuestra casa siempre se ha elaborado, hasta que se prohibieron en el domicilio, con manteca de cerdo extraída de la  tradicional “Matanza del Cerdo”. Esta manteca les aportaba este toque casero inconfundible que, lamentablemente, es difícil encontrar en los “Nevaditos” industriales.

Quizás ese recuerdo no sea “real”, pero por algún motivo, en estas fechas, preparo unos “Nevaditos” que me hacen recordar aquellos tiempos en los cuales nuestras abuelas servían unos “Mantecados de Vino”  y orujo a al inicio de la matanza. Los mantecados era para todos los asistentes, y el orujo exclusivo para los “hombres”, aunque mis primos y yo algún sorbito robábamos de la botella, sin que nos viera la abuela, que para eso, ese día era una fiesta.

nevaditos

Los tiempos cambian, no las costumbres, por ello en cualquier festividad los Mantecados de vino o “Nevaditos” no faltan en nuestra mesa, acompañando las infusiones, cafés y otros “digestivos”.

Ingredientes Nevaditos o Mantecados de vino:

  • 150 g de manteca de cerdo
  • 300 g de harina de repostería
  • 90 ml de Vino D.O. Rueda
  • 75 g de azúcar
  • Una pizca de sal
  • 1 Cucharada de anises
  • 200 gr Azúcar glass

Elaboración Nevaditos o Mantecados de vino:

  1. Colocamos en un cuenco amplio la harina tamizada.
  2. Machacamos en un mortero o trituramos en un molinillo los anises con los 75 gramos de azúcar.
  3. Abrimos un hueco en el centro, a modo de cráter, y colocamos en su interior la manteca de cerdo a temperatura ambiente, el vino y la mezcla anterior.
  4. Mezclamos el conjunto bien, con las manos limpias, hasta conseguir una masa sin grumos.
  5. Hacemos una bola con ella y envolvemos con papel film. Reservamos unas horas en la nevera hasta que se endurezca.
  6. Sacamos de la nevera, colocamos la bola en el centro de una hoja de papel de horno. Cubrimos con otra hoja y estiramos poco a poco hasta conseguir una capa de un centímetro y medio de grosor.
  7. Quitamos una hoja de papel, que colocaremos sobre la bandeja del horno.
  8. Cortamos la masa, con la ayuda de un corta pastas redondo, y colocamos sobre el papel, dejando espacio entre los mantecados.
  9. Una vez que no tengamos más hueco para cortar un círculo, juntamos de nuevo la masa, estiramos y seguimos cortando hasta dar por finalizada la masa.
  10. Reservamos los mantecados en la nevera durante otra hora, más o menos.
  11. Precalentamos el horno a 200º.
  12. Horneamos los mantecados por tandas, durante 35 minutos a 180º.
  13. Sacamos, dejamos enfriar, esparcimos abundante azúcar glass por encima.
  14. Para conservar los Nevaditos o Mantecados de vino, nada mejor que una lata de hojalata, de esas que usaban nuestras abuelas para guardar los bollos o galletas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to friend