Estas Croquetas de pollo caseras son muy faciles de preparar se han usado para su elaboracion los restos de un pollo asado y gustaran seguro a toda la familia.


Croquetas de pollo caseras

Publicidad

Lo mejor de las croquetas de pollo caseras es que no tienes porque comprar el ingrediente “principal” para elaborar la receta ya que podemos usar restos de algún plato que tengamos en la nevera. En nuestro caso fueron los restos de un pollo asado a la miel de romero.

Ingredientes para 24 croquetas de pollo caseras:

  • 1 pechuga de pollo
  • 2 huevos cocidos
  • 400 ml. de leche
  • 1 cucharada (grande) de mantequilla
  • 1/2 cebolla o la parte blanca de un puerro
  • 3 cucharadas de harina
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal
  • Nuez moscada

Para rebozar y freír las croquetas:

  • Aceite de girasol
  • 2 huevos
  • Pan rallado
  • Sal

Elaboración de la receta:

  1. Desmenuzamos la carne de pollo apartando grasas, pieles y huesecillos.
  2. En un cazo ponemos a pochar en la mantequilla y un chorrito de aceite de oliva la cebolla o el puerro picado muy finamente, con cuidado de que no nos coja mucho color.
  3. Añadimos la harina y removemos hasta que se ligue con el sofrito.
  4. Incorporamos al cazo la leche, sazonamos junto con una pizca de nuez moscada.
  5. Removemos con unas varillas, para evitar grumos, hasta que la bechamel espese.
  6. Retiramos, añadimos el pollo desmenuzado junto con los 2 huevos picados, removemos y dejamos enfriar a temperatura ambiente.
  7. Una vez esté fría la masa procederemos a formar las croquetas.
  8. Puedes dar la forma a las croquetas que más te guste, alargada o en bolitas como las de la fotografía.
  9. Después las rebozamos las croquetas de pollo caseras primero en huevo batido con una pizca de sal y después en pan rallado.
  10. Según las vayamos rebozando las colocamos sobre papel de cocina en una bandeja.
  11. Ponemos abundante aceite de girasol a calentar en una sartén y procederemos a freir las croquetas de pollo caseras que necesitemos, ya sea para el aperitivo, la comida o la cena.
  12. Las que nos sobren, en esa misma bandeja cubierta por papel film, las congelamos.
  13. Luego cuando estén congeladas las quitamos de la bandeja y las guardamos en una bolsa en el congelador, así de esta manera podremos disponer de ellas cuando deseemos.


Lo dicho, buenísimas estas croquetas de pollo caseras, una receta de 4.5 estrellas, ya que destaca dentro de las más de 180 elaboraciones de nuestro recetario.

31 Respuestas

  1. marta

    Hola,
    La receta tiene una pinta estupenda, pero tengo una pregunta, ¿qué pasa si no añado el huevo cocido? ¿o hay otro ingrediente que pueda sustituir al huevo duro?
    El problema es que a mis hijas no les gusta el huevo cocido y si lo encuentran dentro de las croquetas, aunque estén buenísimas no van a querer ni probarlas.
    ¿alguna sugerencia?
    Muchas gracias!
    Marta

    Responder
    • Samuel Falero R.

      Las primeras veces que las hagas para ellas no le añadas más de 1/2 huevo.
      Tritúralo hasta que quede muy fino ( casi polvo ) y luego añádelo a la masa
      repartiéndolo homogéneamente hasta que desaparezca de la vista.

      Las siguientes veces que hagas las croquetas les puedes añadir cada vez más
      huevo ( un huevo entero, luego uno y 1/2, y finalmente dos como nos muestra
      la receta ).

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.