La Carne guisada es de esos platos que no faltan todas las semanas en invierno. Un guiso tradicional que se prepara con todo el cariño del mundo y que necesita un par de horas para su elaboración. No tiene más trucos, aparte de la calidad de sus ingredientes.

carne guisada

La Carne guisada es de esos platos que no faltan todas las semanas en invierno. Un guiso tradicional que se prepara con todo el cariño del mundo y que necesita unas cuantas horas para su elaboración.

Para hacer carne guisada podemos utilizar carne de ternera, de buey o, como en nuestro caso, de añojo. Un tipo de carne que proviene de animales  (macho o hembra) de 8 a 18 meses de edad, alimentada generalmente con forrajes y pienso. Esta carne es rosada y de sabor suave, aunque mucho más sabrosa que la que proviene de la terne lechal o blanca.

Si lo prefieres puedes sustituir esta carne por otro tipo como puede ser el morcillo, ossobuco, carrilleras, o cualquier otro tipo de carnes de vacuno tiernas y jugosas, especiales para guisar.

Ingredientes Carne guisada para 4-6 comensales:

  • 1 kilo de carne de añojo cortada en trozos
  • 1 cebolla grande
  • 2 Zanahoria
  • 1 Pimiento rojo grande
  • 1 Diente de ajo
  • 1/2 Vaso de vino blanco, afrutado o tipo manzanilla
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta

Guarnición para la carne guisada:

  • 4 Alcachofas
  • 300 gr Cebolletas francesas

carne guisada con alcachofas y cebollas caramelizadas

Elaboración Carne guisada:

  1. Salpimentamos la carne.
  2. En una cazuela echamos tres cucharadas de aceite y doramos la carne por tandas.
  3. Una vez tengamos toda la carne dorada, pochamos en ese mismo aceite la cebolla limpia y cortada en trozos muy pequeños.
  4. En lo que se pocha la cebolla, lavamos, secamos y picamos el pimiento rojo y las zanahorias.
  5. Cuando esté blanda la cebolla, incorporamos a la cazuela el pimiento y las zanahorias.
  6. Dejamos hacer a fuego lento durante cinco o diez minutos, removiendo de vez en cuando.
  7. Incorporamos a la cazuela la carne, cubrimos con el vino y la misma cantidad de agua.
  8. Subimos el fuego.
  9. Cuando empiece a hervir, desespumamos, bajamos el fuego a medio-bajo. Ponemos la tapa a la cazuela, dejando que el vapor salga por un lado.
  10. Dejamos cocer durante una hora y media removiendo de vez en cuando.
  11. En este tiempo limpiamos las alcachofas y las cebolletas francesas.
  12. A nosotros nos gusta comer las alcachofas enteras, por eso sólo quitamos la primera capa de hojas. Si a ti te gusta sólo el corazón de la alcachofa tendrás que quitar muchas más capas hasta llegar a él.
  13. Cocemos las alcachofas en agua con sal (si son enteras durante 20-25 minutos a fuego lento. Si sólo es el corazón de alcachofa 10-15 minutos). Escurrimos y reservamos.
  14. Al mismo tiempo, y en un cazo aparte, cocemos durante diez minutos las cebolletas en agua con sal. Escurrimos y caramelizamos en una sartén con una cucharada de mantequilla.
  15. Pasada la media hora de cocción, comprobamos que la carne esté tierna. Si estuviera dura dejamos cocer un poco más.
  16. Rectificamos el punto de sal, si hiciera falta.
  17. Añadimos las alcachofas y las cebolletas al guiso, apagamos el fuego, tapamos del todo la cazuela y dejamos reposar durante cinco minutos.
  18. Servimos y degustamos.

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.