Hemos cocinado un plato elaborado y equilibrado, ya que empleamos proteínas de la carne y el embutido y la frescura de la fruta, y el resultado: unos raviolis de bacon de pavo rellenos de carne y piñones con salsa de cerezas.

Hace tiempo que descubrimos en los híper y supermercados, en la sección de charcutería y frescos,  la gran oferta  de productos elaborados con pavo que nos ofrecen. Y es que la preocupación por la salud y el consumo de calorías es más que evidente. No es la primera vez que hablamos del problema de obesidad que tenemos en nuestro país.

Pues bien, al fin nos decidimos a probarlo, concretamente el bacon de pavo (contiene tan solo un 8 por cien de grasa frente a un 35-40 por cien de grasa de los bacon de cerdo del mercado). Un producto que en nuestro frigorífico no puede faltar por la versatilidad que nos da: que si una pizza, que si pasta…

En esta ocasión hemos cocinado un plato un poco más elaborado y equilibrado, ya que empleamos  proteínas de la carne y el embutido y la frescura de la fruta, y el resultado: unos raviolis de beicon de pavo rellenos de carne y piñones con salsa de cerezas.

Ingredientes de los Raviolis de bacon de pavo rellenos de carne y piñones con salsa de cerezas.

  • 1 Envase de Beicon de Pavo El Pozo
  • 150 gr de Carne picada de ternera
  • 60 gr de Piñones
  • 50 gr de Pimiento rojo picado
  • 50 gr de Pimiento verde picado
  • 100 gr de Cebolla picada
  • 100 gr. de Calabacín cortado en dados
  • 200 gr. de cerezas
  • 20 ml. Brandy
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Rúcula
  • Hierbas provenzales
  • Sal

Receta de raviolis de bacon de pavo 1

Elaboración de los Raviolis de bacon de pavo.

  1. Sazonamos la carne con sal y hierbas provenzales. Añadimos los piñones y mezclamos.
  2. Salteamos las verduras, picadas previamente, en una sartén con una cucharada de aceite de oliva.
  3. Incorporamos la carne y hacemos durante un par de minutos.
  4. Añadimos el brandy y flambeamos.
  5. Colocamos las tiras de beicon en forma de cruz.
  6. Ponemos una cucharada de carne en el centro y cerramos los raviolis.
  7. Freímos la rúcula en una sartén con aceite de girasol. Sacamos sobre papel absorbente y reservamos.
  8. Vertemos en un cazo el agua y el azúcar moreno. Llevamos al fuego. En cuanto empiece a hervir incorporamos las cerezas deshuesadas y preparamos una especie de caramelo o salsa.
  9. Doramos los raviolis en una plancha por ambos lados.
  10. En esa misma sartén doramos el pan.
  11. Sacamos las rebanadas de pan sobre un plato de presentación.
  12. Ponemos encima de cada rebanada un ravioli. Esparcimos por encima la rúcula frita y salseamos con la salsa de cerezas.

Y a comer, sano y natural, como debe ser!!!!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.