Potaje de cuaresma


Os tengo que contar un secreto de familia respecto al Potaje de cuaresma.


Potaje de cuaresma


Hará cosa de 20 o 25 años, mi madre llevaba a rajatabla el no comer carne los Viernes de Cuaresma. Lo odiaba.

Eso de comer siempre, esos viernes, potaje de cuaresma y pescado era para mi el peor de los castigos. Yo me rebelaba y quería comer carne. Mi madre en sus trece, legumbres y lenguados. Yo buscaba por toda la casa algo de embutido, pero una vez que lo encontraba y lo tenía en mis manos, mi conciencia no me dejaba hincarle el diente.

En fin, que ahora soy yo quien pone potaje de cuaresma para comer los Viernes de Cuaresma, aunque luego para merendar les prepare un bocata de jamón. ¡Cosas de la rebelión!

Ingredientes de la receta para 4-6 personas:

  • 300 gr. de garbanzos
  • 250 gr. de Bacalao desmigado
  • 1 Manojo de espinacas frescas o 3 hojas de acelgas
  • 2 Puñados de arroz
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • 1 huevo batido
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1/2 Cucharada de harina
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal

Receta de Potaje de cuaresma

Elaboración del potaje de cuaresma:

  1. Para degustar este potaje de cuaresma en su mejor momento es necesario que lo preparemos de un día para otro, ya que de esta forma todos los ingredientes se asentarán y nos ofrecerán lo mejor de ellos.
  2. Partiendo de esta base, dos noches antes al día “D”, ponemos a remojo los garbanzos con agua caliente, una pizca de sal y otra de bicarbonato.
  3. Además lavamos el bacalao desmigado y le dejamos en un bol con agua guardado en la nevera. La jornada antes del día “D”, escurrimos y echamos en una olla exprés los garbanzos junto con la cebolla pelada y cortada en cuartos, la hoja de laurel, los dientes de ajo pelados y una pizca de sal.
  4. Cubrimos de agua y ponemos a cocer.
  5. Cuando empiece a cocer, desespumamos, tapamos la olla y dejamos a fuego bajo 15 minutos. Mientras, lavamos y limpiamos las espinacas.
  6. Escaldamos en agua hirviendo un minuto, sacamos, lavamos bajo agua fría, escurrimos y reservamos. Cuando pase el cuarto de hora, retiramos del fuego y dejamos que se temple la olla antes de abrirla.
  7. Echamos en la olla, las espinacas y el bacalao escurrido. Removemos con cuidado y añadimos el arroz.
  8. Dejamos cocer, sin tapar la olla, otros 15 minutos a fuego medio-bajo.
  9. Preparamos un sofrito en una sartén con un par de cucharadas de aceite de oliva, el pimentón y la harina.
  10. Vertemos en la sartén un poco de caldo de la cocción, removemos y lo echamos de nuevo a la olla.
  11. Añadimos el huevo batido, removemos con cuidado y rectificamos el punto de sal.
  12. Dejamos cocer otros cinco minutos. Apagamos el fuego y retiramos.
  13. Al día siguiente calentamos el potaje de cuaresma y degustamos.

Potaje de cuaresma, receta familiar

En casa solemos preparar mucha más cantidad con la intención que nos sobre para otro día. Si en un par de días (guardado en la nevera), no lo utilizas, lo congelas y sirve para otra ocasión.

Servimos y degustamos el potaje de cuaresma una esta receta tradicional de 4.5 estrellas, que forma parte de las más de 920 elaboraciones de nuestro recetario.

Potaje de cuaresma - El Aderezo - Blog de Recetas de Cocina El Aderezo: Blog de Cocina, Gastronomía y Recetas El Aderezo: Blog de Cocina, Gastronomía y Recetas

11 Respuestas

  1. Carlos Dube

    jejeje qué gracia, te comprendo perfectamente. A mí me ha pasado con innumerables platos, y uno de ellos por supuesto éste. Por favor, es que no podía. Ahora por supuesto, pagaría lo que fuera por comer un plato bueno de potaje, y es más, como tú lo hacemos nosotros en casa y todos los años.

    Nuestra versión es igual que la tuya, que la de nuestra familia, aunque el arroz es opcional porque a algunos nos gusta y a otros no. Los huevos los echamos picados o por cuartos, no batidos, pero sabes Isacariote que da exactamente lo mismo, lo que importa es que es parte del sabor y no podemos prescindir de él.

    Otra cosa es que en mi familia mi madre echaba albóndigas de bacalao en vez de bacalao tal cuál, nosotros no lo hacemos, pero bueno eso también es opcional. Mira, me has dado una idea para hacer este fin de semana ya que no teníamos pensado hacerlo con albóndigas y así lo fotografiamos.

    Qué gran plato Iscariote, qué gran plato.

    Un saludo.

    Responder
  2. Su

    Ja ja.
    La única vez que nos ha castigado mi madre a mi hermana y a mi de pequeñas-eramos muy buenecillas- fue por querer comer, este mismo potaje que has puesto…, lo que cambia uno con los años. Siempre que pones estas recetas, noto la cocina de nuestras madres bien cercana.
    Un abrazo fuerte amigo

    Responder
  3. yolanda

    al leerte me has recordado tambien a mi madre,que hacia el potage en vigilia tal y como lo explicas tu y la verdad esta buenisimo

    Responder
  4. Jesús Miguel García Martín

    Hay que ver la de vueltas que da la vida, amigo Carlos! Por cierto, la receta de potaje de cuaresma con albóndigas de bacalao tendrás que mostrárnosla pronto ;)

    Y tan presente Su! Nada mas que eches un vistazo a tu blog, el de Carlos y otros muchos otros que muestran lo que sus madres o abuelas les enseñaron!

    Son platos que apenas cambian y nos llenan de recuerdos cuando lo preparamos Yolanda.

    Un abrazo chic@s

    Responder
  5. Leo

    Le faltan unas cuantas almejas, le sobra la cebolla, la fritada de ajo y pimentón se añade cuando ya está hecho el arroz; y el huevo, dos o tres para esa cazuela, se añade duro y en trocitos muy pequeños antes de servir. El caldumen queda más espeso y al día siguiente está más rico.

    Responder
  6. JOSÉ PEPOTE

    gracias por haberme ilustrado con tu receta, yo la hago parecida pero suelo añadirle unas patatitas muy pero que muy picaditas. creo en el mundo de la cocina, la cocina es puro arte, pura invención, a mi me relaja muchisimo, viva la magia entre pucheros. ya lo decia santa teresa: dios anda entre los pucheros y yo creo que es cierto y en estos dias de semana santa, más. saludos.

    Responder
  7. Helena del Valle

    Me has destrozao a ver quien es el guap@ que publique una receta de potaje de cuaresma que supere esta! En 2 palabras so berbio… Anda que no he pelao yo para que se comieran este potaje y ahora me lo piden con lágrimas. Yo les digo a mis chicos el caso es llorar, cuando erais chicos y ahora también…

    Responder
  8. Degustación Gastronómica de Semana Santa en Móstoles - El Aderezo - Blog de Recetas de Cocina

    [... ] El recetario de Semana Santa ideado por los 18 establecimientos de hostelería de la ciudad para las estas jornadas de “Degustación Gastronómica“, será un pequeño homenaje a la cocina de Cuaresma tradicional en la cual se consumen recetas especiales a base de pescados, con el bacalao como protagonista absoluto; verduras, principalmente espinacas; y legumbres, como los garbanzos, uno de los principales ingredientes del potaje de vigilia. [... ]

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.