Bruschette de niscalos y boletus

La Bruschette o Bruschetta es originaria de la cocina italiana (parte de Italia central). Es considerada como uno de los antipasti más populares y tradicionales de Italia.

Bruschette de rovellones o niscalos

No es tanto como llegar a un bar y pedir una tapita de niscalos, si no que el acercarte a por ellos al pinar, pasar una jornada en el campo ahora que huele a tierra mojada (ya era hora)  y luego llevarlos a casa y poder prepararlos como cada uno sabe o le han enseñado, aqui va una receta que esta realmente buena y es muy sencilla de hacer.

A pesar del largo nombre, la receta es sencilla. Se saltéan los níscalos o rovellones troceados, en este caso junto con algunos champiñones, hasta que está cocinados pero no demasiado blandos.

A continuación se añade un chorrito de whisky, se deja que reduzca y se añade un chorro de nata.

Se salpimenta, se echa un poco de orégano y se deja que espese la crema. Mientras tanto se van confitando a fuego lentísimo en un aceite de oliva extra virgen suave unas láminas de boletus con unas hojas de salvia.

La seta boletus debe quedar tierna y las hojas no deben quemarse.

Se unta el pan con las setas en crema y sobre ellas se pone una lámina de boletus.

La receta de Bruschetta de niscalos se termina con una pizca de pimienta recién molida y unas escamas de sal Maldon.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to friend