Leche frita de coco con reducción de vino tinto

Después del mal sabor que me dejó el postre del restaurante segoviano Casa Duque, este fin de semana hemos preparado en casa un rico postre casero de los que se denomina “de toda la vida”: leche frita.

e de coco frita con reducción de vino tinto

Pero para variar la receta original de la leche frita hemos empleado para su elaboración leche de coco y una reducción de vino tinto que potencia el sabor de este tradicional postre a su máxima expresión.

Ingredientes:

  • 1 Litro de leche de coco
  • 150 gr. de harina
  • 150 gr. de azúcar
  • 1 Cucharadita de harina de maíz (Maicena)

Para rebozar:

  • Aceite de girasol
  • Harina
  • Huevos

Para espolvorear:

  • Cardamomo
  • Azúcar

Reducción de vino tinto:

  • 500 ml. de vino
  • 3 Cucharadas de azúcar


e de coco frita con reducción de vino tinto

Elaboración en Thermomix:

  1. Ponemos todos los ingredientes en el vaso de la Thermomix, mezclamos 10 segundos a velocidad 4.
  2. Colocamos la mariposa en las cuchillas del vaso y programamos 10 minutos, temperatura Varoma y velocidad 2 y media. Dejamos dos minutos más, sin temperatura, a la misma velocidad.
  3. Echamos la mezcla en una bandeja para que nos quede un espesor de un centímetro y medio más o menos.
  4. Dejamos enfriar a temperatura ambiente.
  5. Mientras se enfría la masa preparamos la reducción de vino tinto.
  6. En un cazo echamos el vino tinto (Ribera del Duero, Rioja, etc.),  junto con el azúcar. Llevamos a punto de ebullición, bajamos el fuego y dejamos que reduzca hasta que tenga aspecto de caramelo fino.
  7. Retiramos del fuego y reservamos.
  8. Una vez “cuaje” y esté frío, cortamos la masa en trozos regulares, rebozamos esos trozos en harina y huevo y les freímos en abundante aceite hasta que estén dorados.
  9. Sacamos sobre papel absorbente y les rebozamos en azúcar con cardamomo.
  10. Les servimos con una reducción de vino tinto.

e de coco frita con reducción de vino tinto

Elaboración tradicional:

  1. Reservamos un vaso de leche y el resto le ponemos a calentar junto con el azúcar, con cuidado de que no se nos peque.
  2. En ese vaso de leche disolvemos la harina.
  3. Una vez empiece a hervir, echamos poco a poco la harina disuelta en la leche.
  4. Sin dejar de remover con unas varillas esperamos hasta que espese.
  5. Echamos la mezcla en una bandeja para que nos quede un espesor de un centímetro y medio más o menos.
  6. Dejamos enfriar a temperatura ambiente.
  7. Una vez “cuaje” y esté frío, cortamos en trozos regulares, les rebozamos en harina y huevo y les freímos en abundante aceite hasta que estén dorados.
  8. Sacamos sobre papel absorbente y les rebozamos en azúcar con cardamomo.
  9. Y servimos  con la reducción de vino tinto.

5 Respuestas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.