Lasaña fría de langostinos y almejas con pesto de piñones. Una receta especial elaborada con langostinos y almejas, que ha triunfado entre nuestros comensales.

lasaña de langostinos y almejas

Para preparar recetas especiales no hace falta que tengamos que estar mucho tiempo en la cocina. Para muestra esta Lasaña fría de langostinos con pesto de piñones. Una elaboración especial que ha hecho las delicias de nuestros comensales.

Esta receta de Lasaña fría de langostinos con pesto podemos dejarla hecha con antelación, tapada con papel film y guardada en la nevera, a falta de añadirla el pesto. Un pesto tradicional hecho con albahaca, piñones y queso Parmigiano Reggiano.

La combinación de ingredientes de esta lasaña es increíble, sabores refrescantes, diferentes y muy veraniegos.

lasaña fria de langostinos

Ingredientes Lasaña fría de langostinos con pesto de piñones, para 4-6 personas:

  • 12 Láminas de lasaña precocida
  • 18 Langostinos cocidos
  • 1/2 Kg. de Almejas
  • 10 gr de Jengibre
  • 1 Cebolleta pequeña
  • 60 gr de Pimiento rojo
  • 60 gr de Pimiento verde
  • 1 Tomate mediano
  • 1/4 de Ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Ingredientes para hacer pesto:
  • 1 Ramillete de albahaca
  • 100 gr de Piñones
  • Aceite de oliva
  • Queso rallado Parmigiano Reggiano

Elaboración de la receta Lasaña fría de langostinos con pesto de piñones:

  1. Pelamos los langostinos, reservando las cabezas en un cuenco.
  2. Añadimos en ese cuenco cuatro cucharadas de aceite de oliva, machacamos con el uso del mortero. Dejamos reposar unos minutos, colamos y reservamos en la nevera.
  3. Preparamos las almejas, para ello añadimos un poco de agua con sal en un cazo, incorporamos las almejas y llevamos a fuego. Tapamos y dejamos hacer un minuto.
  4. Retiramos del fuego, sacamos la carne de las conchas de las almejas y dejamos enfriar.
  5. Colocamos la carne de las almejas y los langostinos en un cuenco, añadimos el aceite de las cabezas de los langostinos y los pimientos, la cebolleta y el tomate, todo ello picado finamente.
  6. Machacamos el jengibre junto el ajo y lo incorporamos a lo anterior. Sazonamos a nuestro gusto, mezclamos suavemente y reservamos en la nevera.
  7. Mientras prepararemos el pesto y la pasta.
  8. Para el pesto, lo primero, doramos los piñones en una sartén al fuego sin aceite.
  9. Colocamos los piñones en el vaso de la batidora y añadimos las hojas de albahaca, el queso rallado y un buen chorro de aceite de oliva. Trituramos hasta conseguir una salsa homogénea. Particularmente no me gusta añadir sal a al pesto, ya que el queso le suele dar ese toque de salazón necesario.
  10. Seguimos las instrucciones que nos marque el envase para preparar las láminas de lasaña.
  11. Escurrimos las láminas y colocamos cuatro en la base de un plato de presentación. Cubrimos con una capa de langostinos, otra de pasta, y otra de langostinos, para terminar con una última capa de láminas de lasaña.
  12. Repartimos el pesto de piñones por la superficie de la lasaña y listo. Buen provecho!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to friend