Otra forma de comer fruta en verano es haciéndola helado, nosotros nos hemos atrevido a hacer este helado de Plátano natural.

Helado de Plátano natural

Y aunque todos sabemos que el plátano o la fresa casa a la perfección con el chocolate, hemos querido probar a elaborar este refrescante y sorprendente postre ya que, además de rico, lo podemos realizar en cualquier momento.

Además si tienes hijos puedes proponerles que te ayuden. Les va a encantar.

Te animamos a que realices tu propio y particular helado con la fruta que más te guste y con el chocolate que más te apasione, con leche, negro, blanco, de menta….

Helado de Plátano natural

Ingredientes del Helado de Plátano natural

  • 4 plátanos
  • 150 gr. de chocolate negro
  • 2 cucharaditas de café de mantequilla Central Lechera Asturiana
  • 2 cucharadas de agua hirviendo (o más si es necesario)
  • 2 cucharaditas de café de sirope de azúcar de caña
  • 6 cucharadas soperas de guarnición de lo que más nos guste: cacahuetes picados, pistachos, coco rallado, fideos de chocolate de colores….

Helado de Plátano natural

Elaboración de la receta

  1. Cortamos los plátanos por la mitad e hincamos los palitos de helado en la parte plana.
  2. Envolvemos individualmente en film transparente y los metemos en el congelador al menos 5 horas.
  3. Para hacer la salsa, fundimos el chocolate con la mantequilla Central Lechera Asturiana a fuego suave o al baño maría.
  4. Añadimos el agua hirviendo y el sirope de azúcar. Si el chocolate se empieza a espesar demasiado al reposar, añadimos un poco de agua caliente.
  5. Preparamos los plátanos para bañarlos en salsa de chocolate para lo cual sujetamos por el palito y con la ayuda de un pincel vamos recubriendo desde los lados hacia arriba.
  6. Sacamos el plátano, lo inclinamos suavemente y lo giramos para desprender el exceso de chocolate.
  7. Espolvoreamos con la guarnición que más nos guste antes de que el chocolate se solidifique.

Servimos inmediatamente el helado.

 CONSEJO: Si los hemos preparado con anterioridad siempre los podemos volver a meter en el congelador sobre papel sulfurizado o de pie clavados sobre una bandeja de poliespan. En este caso, al servirlos los sacamos 2 minutos antes porque pueden estar muy duros. 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to friend