El otro día haciendo zapping me topé con un programa de Jamie Oliver en el cual se puso a preparar un Goulash o Gulash, que tenía un aspecto increíble. El Goulash o Gulash es una receta tradicional húngara a base de carne de cerdo que es toda una delicia.

Cuando buscas información de recetas tradicionales de otros países, como en el caso de esta receta de Goulash o Gulash húngaro, te das cuenta de la similitud que hay entre todas las recetas que existen como esta receta, y otras de países tan lejanos entre ellos como es el caso de nuestro país.

Aunque en parte nosotros, más bien nuestros antepasados en el descubrimiento de América, fueron los responsables de la “globalización” mundial de ingredientes tan comunes como son el tomate, el pimentón o la patata, entre otros muchos.

Estos productos revolucionaron la alimentación europea a partir del siglo XV y se incorporaron, poco a poco, en muchos guisos tradicionales como el Goulash. Un delicioso plato, originario de Hungría, elaborado con carne de cerdo, cebollas, pimiento y pimentón.

El Gulash o Goulash podemos hacerlo tanto en la olla exprés o en el horno. Todo depende del tiempo que quieras emplear en su elaboración. En la olla exprés más o menos 40-50 minutos, en el horno 2 horas como mínimo. Si optas por el horno, a la hora de preparar tu Goulash, tendrás como recompensa un sabor mucho más “tradicional”.

Ingredientes Gulash o Goulash, receta tradicional para 4 o 6 personas:

  • 1 Aguja o Tapa de Cerdo (1’2 kg. mas o menos)
  • 2 Pimientos Rojos
  • 1 Bote de pimientos de Piquillo asados
  • 2 Cebollas
  • 1 Cuchara de pimentón
  • 4 Cucharadas de tomate frito
  • 1/2 Cucharada de cominos
  • 1 Guindilla pequeña
  • Pimienta
  • Sal
  • Perejil

Elaboración Gulash o Goulash, receta tradicional:

  1. Realizamos unos cortes en una de las superficies de la aguja de cerdo. Salpimentamos y reservamos.
  2. Ponemos al fuego la olla exprés y echamos un hilo de aceite de oliva.
  3. Doramos la carne por todos sus lados. Sacamos y reservamos.
  4. En ese mismo aceite pochamos la cebolla, limpia y cortada en juliana, durante diez minutos a fuego lento.
  5. Incorporamos los pimientos rojos y del piquillo, cortados en juliana (limpios y sin jugos).
  6. Removemos de vez en cuando, y dejamos hacer a fuego lento otros diez minutos.
  7. Echamos el pimentón, los cominos machacados, el tomate frito y sal a nuestro gusto.
  8. Colocamos la aguja de cerdo en el interior de la olla y cubrimos con agua.
  9. Añadimos la guindilla y tapamos la olla exprés.
  10. Cuando suba la válvula de presión al máximo, bajamos el fuego al mínimo y dejamos cocer durante 40/50 minutos, dependiendo de vuestra olla. Retiramos del fuego y dejamos templar.
  11. Abrimos la olla y comprobamos que la pieza de carne está hecha. Tiene que estar muy blanda, que la carne se deshaga.
  12. Y eso haremos, deshacerla en trozos, que luego repartiremos en los platos. Rectificamos el punto de sal, si hiciera falta. Esparcimos por encima abundante perejil picado.
  13. Servimos y degustamos.
  14. Podemos acompañar el Goulash o Gulash con un puré de patatas, crema agria con perejil picado y zumo de limón, o un poco de arroz blanco aromatizado con clavo en grano, como ha sido nuestro caso. Además de un buen trozo de pan.

5 Respuestas

  1. nieves

    Tiene un aspecto delicioso, pero….. ¿se puede hacer con ternera? ¿los tiempos serían los mismos?

    Gracias!

    Responder
  2. Lászlo

    Bueno, primero hay que aclarar que en Hungria es un Gulash (Gulyas en hungaro):
    Es una sopa!
    Segundo:
    No se puede tomar la informacion de J. Oliver sobre cocinas extranjeras porque es un desastre.
    Tercero:
    Gulash hungaro siempre es de carne de ternera incluso teniendo la carne de cerdo probablemente una de las mejores del mundo (especialmente de mangalica – una rasa autoctona hungara).
    Si hablamos de plato que Uds. llaman gulash, entonces esto no es gulash. Se llama Pörkölt. Este puede ser de diferentes carnes (pollo, ternera o cerdo).
    Con esto quiero decir que el plato en la foto no es gulash, es pörkölt.
    Gulash no contiene ni pimiento rojo, ni pimiento de piquillo, ni guindilla. Pero tiene mucha cebolla, la misma cantidad cuando esta cortada (no de peso!) como la carne. Pero esto es el mal llamado gulash en practicamente todo el mundo civilizado (pörkölt).
    Es igual mal llamado como Stroganov y no Strogonoff y como otros muchos platos.
    Por eso olvidese de J. Oliver que conoce la cocina hungara (igual que por ejemplo italiana) solamente desde la ventana de un tren. Y no hablo de su asqueroso trabajo con las manos sucias (cosa tipica de los Ingleses…).

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.