Guisantes salteados con cecina, una receta sencilla que hará las delicias de tus comensales.

Guisantes salteados con cecina 1

Actualmente podemos encontrar los guisantes en el mercado de diferentes formas, frescos (en vainas), ultra congelados, secos o en conserva. Como bien dice el refrán “en la variedad está el gusto“.

Después, dependiendo del uso que queramos darles, podemos emplearles de diferentes maneras en nuestra cocina. Salteados con jamón, en tarta salada, en crema, etc…

En esta ocasión, basándonos en una de las recetas de guisantes más tradicionales (salteados con jamón), hemos sustituido el jamón por una buena cecina de León. El resultado final ha sido una delicia de receta con un toque ahumado.

Ingredientes Guisantes salteados con cecina (4 personas):

  • 500 gr de Guisantes limpios
  • 100 g. de Cecina
  • 1 Cebolleta
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración Guisantes salteados con cecina:

  1. Esta receta puede elaborarse con guisantes congelados o frescos. Ni que decir tiene que, estando ya comenzando la temporada de guisantes frescos, está mucho más sabrosa si usamos guisantes de temporada y una excelente cecina.
  2. En lo que desgranamos los guisantes ponemos a cocer en una cazuela abundante agua con sal.
  3. En cuanto empiece a hervir el agua, echamos los guisantes, dejamos cocer cinco minutos.
  4. Sacamos a un bol con agua y hielos, para refrescar la verdura, escurrimos y reservamos.
  5. Echamos en una sartén un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Añadimos la cebolleta cortada muy finamente.
  6. Dejamos que se poche durante tres o cuatro minutos.
  7. Incorporamos la cecina cortada en dados y los guisantes
  8. Salteamos durante un par de minutos y rectificamos el punto de sal.
  9. Cuando veamos que la cecina ha “sudado” grasa, apagamos el fuego y repartimos en platos los guisantes salteados con cecina.

12 Respuestas

  1. Carlos Dube

    Pues no se me había ocurrido hacerlo con cecina, y mira que lo hemos hecho con jamón, bacon, jamón york, chorizo… Pues sí señor, una buena idea. Un saludo.

    Responder
  2. coolreder

    Si lo haces con Cecina de León también vale no? Además ni que decir tiene que la cecina es de León no de Salamanca.
    Un saludo,

    Responder
    • Jesús Miguel García Martín

      Es que la cecina que he usado es de León! Más concretamente de .

      Muchas gracias por la corrección! Es que no se puede estar escribiendo un post y contestando vía Twitter (precisamente a un amigo de Salamanca), a la vez…; ).

      Un saludo.

      Responder
  3. SandeeA

    Se ve que tú eres más rápido que yo desgranando guisantes xD yo me pongo delante de la tele porque me tiro una hora! Lo que me llama la atención siempre es que con lo redonditos e iguales que son los congelados, con los frescos no encuentras dos redondos, ni iguales… Me apunto el toque de la cecina que me ha parecido genial!

    Responder
  4. carmen rico cots

    Yo apuesto por los guisantes de temporada, ahora están riquísimos. Además ahora mas que nunca debemos de comprar verduras frescas, para ayudar a nuestros agricultores que lo están pasando tan mal, por culpa de un gran error de los ´”expertos” alemanes.
    A lo que íbamos: lo de la cecina me parece genial, toda la vida haciendo guisantes y ni se me había ocurrido… Un beso.

    Responder
  5. Maria Jose-Dit i Fet

    Ostras, yo de niña ayudaba a mi madre a desgranar los guisantes… Parece que estoy hablando de la prehistoria pero no hace tanto ehh: )) desde luego ahora lo simplificamos todo demasiado, y siempre tiro de los congelados… Voy a ver si los compro al natural porque esta receta tuya bien los vale!

    Responder
  6. Raquel

    Aquí no suelen llegar frescos pero desde luego se nota la diferencia y el toque de cecina muy rico.
    En casa suelen ser caldosicos y con huevo escalfado, jo que hambre jaja.
    Besicos sorianos.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to friend