Espinacas a la crema de queso y almendras

La receta de espinacas a la crema de queso y almendras es una forma deliciosa de cocinar esta saludable verdura.

espinacas a la crema

De pequeño me acuerdo que me gustaba mucho ver como Popeye engullía el contenido de un bote de espinacas cada vez que tenía que emplear sus músculos contra alguna de las fechorías de su amigo/enemigo  Brutus.

Aunque las espinacas en la vida real no me han gustado hasta que fui algo mayor y descubrí que, aunque no me diesen fuerzas (como han demostrado investigadores suecos), estaban muy buenas si se las acompañaba de una buena salsa o crema.

Es el caso de estas espinacas a la crema de queso y almendras. Una receta no apta para niños a los que no les gusten las verduras pero que resulta deliciosa para otros paladares.

Ingredientes para elaborar espinacas a la crema:

  • 500 gr Espinacas frescas
  • 200 gr Nata para montar
  • 100 gr Queso untar
  • 50 gr de Almendras en grano
  • 1 cucharada de café de mantequilla o margarina
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal

Espinacas a la crema de queso y almendras

Elaboración de la receta:

El primer paso para cocinar espinacas a la crema es poner a cocer abundante agua con sal en una cazuela grande.

En cuanto empiece a hervir, echamos las hojas de las espinacas lavadas.

Dejamos un minuto y sacamos en un bol con agua fría para mantener intacto el verdor de las hojas.

Mientras en un cazo, ponemos a calentar la mantequilla.

Cuando esté caliente añadimos la almendra en granillo.

Removemos hasta que se dore e incorporamos la nata y el queso de untar.

Con la ayuda de unas varillas, removemos hasta que el queso se deshaga y espese la salsa.

Dejamos un par de minutos al fuego.

Mientras salteamos las espinacas en una sartén con un hilo de aceite de oliva.

Repartimos las espinacas en platos y cubrimos con un poco de la crema de queso y almendras.

 

espinacas a la crema de queso y almendras

Servimos y degustamos nuestras fabulosas espinacas a la crema.

3 Respuestas

  1. Carlos Dube

    Pues mira, en mi casa si que me las he comido desde pequeño porque se hacían gratinadas con bechamel, y ese sabor umami me encantaba, ahora me las como crudas, y me pirran de cualquier manera! Me gusta la salsa…

    Responder
  2. Jesús Miguel García Martín

    En mi casa, cuando era pequeño, siempre se han comido cocidas y con aceite de oliva o bien en tortilla.

    Aunque ya de “mozo” las preparo en crema, con bechamel o bien, como en tu caso, crudas y en ensalada. De esta última manera reconozco que es como me gustan más.

    Un saludo.

    Responder
  3. Javier

    Excelente receta, aunque en realidad sea como un mito el hecho de que las espinacas te den “Fuerza sobrehumana“… Siguen siendo muy nutritivas y abundantes en proteínas las cuales ayudan a evitar enfermedades como la Anemia…!

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to friend