Existen pruebas de que los hongos han formado parte de nuestra historia desde los tiempos de los egipcios, que los consideraban fuente de inmortalidad y no cabe duda que la crema de champiñones es una de las mejores formas de degustarlos

Ya en Egipto, se les atribuyeron a los champiñones propiedades afrodisíacas y se convirtieron en un manjar exclusivo de las más altas clases sociales hasta llegar a ser objetos de culto a los que distintas civilizaciones encomendaban tareas de sanación de enfermos o recuperación de objetos perdidos, entre otras.

Comestible y de color blanco, el champiñon procede de China y Japón, donde se cultiva desde hace casi 800 años.

En Europa se calculan unos 300 años de labranza, con técnicas muy atrasadas, que provocaban poca cosecha y, por tanto, precios muy elevados. Su excelente sabor y el aroma que desprenden hacen de ellos un ingrediente imprescindible en tus platos.

 

También te puede gustar

Crema de Calabaza

Cucurbita moschata, zapallo de invierno o simplemente calabaza butternut, esta verdura versátil...