Existen pruebas de que los hongos han formado parte de nuestra historia desde los tiempos de los egipcios, que los consideraban fuente de inmortalidad y no cabe duda que la crema de champiñones es una de las mejores formas de degustarlos

Ya en Egipto, se les atribuyeron a los champiñones propiedades afrodisíacas y se convirtieron en un manjar exclusivo de las más altas clases sociales hasta llegar a ser objetos de culto a los que distintas civilizaciones encomendaban tareas de sanación de enfermos o recuperación de objetos perdidos, entre otras.

Comestible y de color blanco, el champiñon procede de China y Japón, donde se cultiva desde hace casi 800 años.

En Europa se calculan unos 300 años de labranza, con técnicas muy atrasadas, que provocaban poca cosecha y, por tanto, precios muy elevados. Su excelente sabor y el aroma que desprenden hacen de ellos un ingrediente imprescindible en tus platos.

 

crema de champiñones
Crema de champiñones
Votos: 1
Valoración: 4
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Imprimir receta
Hoy te vamos a dar la receta de esta estupenda crema de champiñones para que disfrutes de sus propiedades:
Raciones
6 personas
Raciones
6 personas
crema de champiñones
Crema de champiñones
Votos: 1
Valoración: 4
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Imprimir receta
Hoy te vamos a dar la receta de esta estupenda crema de champiñones para que disfrutes de sus propiedades:
Raciones
6 personas
Raciones
6 personas
Ingredientes
Instrucciones
  1. En una cazuela ponemos la mantequilla a derretir y, cuando esté, echamos las cebollas picadas muy finamente y los champiñones escurridos.
  2. Rehogamos todo ello durante unos 10 minutos a fuego suave.
  3. Agregamos entonces la harina, removemos con una cuchara de madera hasta que quede bien mezclada y echamos un poco del caldo sin dejar de remover hasta que hierva, después echamos el resto del caldo.
  4. Bajamos el fuego y dejamos que cueza suavemente durante 30 minutos.
  5. Añadimos la leche, removemos hasta que quede bien incorporada y lo pasamos después todo ello por la batidora volviéndolo a poner después en la cazuela.
  6. Ligamos las yemas de huevo con la nata y las agregamos a la crema de champiñones caliente no hirviendo, (retirada del fuego) y removiendo sin cesar.
  7. Salteamos los champiñones, cortados en láminas, que teniamos reservados y los repartiremos en las tazas o plato hondo.
  8. Salpimentamos la crema de champiñones y la serviremos caliente.
También te puede gustar

Crema de Calabaza

Cucurbita moschata, zapallo de invierno o simplemente calabaza butternut, esta verdura versátil...