Crema de calabaza y queso para el verano, una receta ideal para combatir estos calores primaverales o veraniegos.

Crema de Calabaza y Queso-4

La crema de calabaza es una elaboración que nos encanta tomar bien calentita en invierno. Al ser una receta muy bien aceptada por toda la familia, en especial por los más pequeños, no queremos dejar de tomarla en verano.

Por eso os proponemos esta Crema de calabaza y queso, una receta ideal para preparar en gran cantidad y dejar en la nevera para irla tomando en cualquier ocasión ya sea a la hora del almuerzo o la cena.

Aunque si la prefieres caliente o templada, puedes calentarla.

Ingredientes Crema de calabaza y queso para 4 personas:

  • 500 gr de calabaza limpia
  • 1 puerro (sólo la parte blanca)
  • 250 gr de Patatas
  • 200 gr de Queso crema
  • 30 ml de aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta
  • Cilantro (opcional)

Crema de Calabaza y Queso

Elaboración Crema de calabaza y queso:

  1. Pelamos y limpiamos las patatas.
  2. Cortamos en dados al igual que la calabaza, que ya tendremos limpia de piel y pipas.
  3. Lavamos y cortamos en rodajas el puerro.
  4. Echamos tres cucharadas de aceite de oliva en una cazuela amplia. En cuanto empiece a humear, incorporamos el puerro, dejamos pochar unos minutos.
  5. Añadimos la calabaza y la patata. Removemos y cubrimos de agua.
  6. Sazonamos y esperamos a que empiece a hervir.
  7. Cuando llegue al punto de ebullición, bajamos el fuego, tapamos y dejamos hacer durante 30 minutos, más o menos. Hasta que la verdura esté blanda.
  8. Retiramos del fuego y dejamos templar.
  9. Incorporamos el queso crema en la cazuela, con un hilo de aceite de oliva, y trituramos con la batidora. O bien echamos todo en el vaso de la Thermomix junto con tres cucharadas de aceite de oliva y emulsionamos.
  10. Probamos el punto de sal, rectificando si hiciera falta.
  11. Pasamos por un chino, dejamos enfriar y guardamos en la nevera.

Os recomiendo hacerla de un día para otro, ya que la crema se quedará más compacta y con mucho más sabor.

Servimos la crema de calabaza y queso en cuencos, adornamos con un poco de cilantro, o en su defecto perejil, y unas flores de romero o salvia, que ahora están en su máximo esplendor.

¡Que aproveche!


También te puede gustar