Cucurbita moschata, zapallo de invierno o simplemente calabaza butternut, esta verdura versátil y con un delicioso sabor dulce es el ingrediente estrella de esta receta de Crema de calabaza suave, sana y deliciosa.

CREMA DE CALABAZA CON CROUTONS

En casa nos encantan los platos de cuchara y más ahora cuando viene el tiempo frío. Por eso en nuestra mesa no puede faltar una deliciosa crema de verduras todas las semanas y en la nevera siempre podemos encontrar, entre otras, a la calabaza.

En esta ocasión va a ser la calabaza butternut (O calabaza de invierno) la protagonista principal de la receta de crema de calabaza por su textura cremosa, su color anaranjado y su sabor dulce. Para acompañarla nada mejor que unos Croutons de queso.

Aunque nosotros nos hemos decantado por una crema de calabaza, su carne admite todo tipo de preparaciones culinaria: horneada, frita, cocida, asada o cruda. Además su piel se puede utilizar como recipiente y las pipas las podemos tostar e incorporar a muchas recetas o comer como tentempié.

Además ofrece múltiples beneficios para la salud. No contiene grasa, sodio ni colesterol. Es una buena fuente de fibra, vitamina A, tiamina, vitamina B6, magnesio, vitamina C, potasio y manganeso.

Esta receta lleva su tiempo hacerla, pero seguro que sorprenderá a los comensales, como ha conseguido hacerlo con nosotros. Es una crema verdaderamente deliciosa de 5 estrellas, que forma parte de las más de 921 elaboraciones de nuestro recetario.

Ingredientes Crema de Calabaza para 4 personas

  • 750 gr. de calabaza butternut
  • Sal Maldon
  • Pimienta Negra
  • 25 gr. de mantequilla
  • 1 cebolla, pelada y cortada
  • 2 dientes de ajo, pelados y cortados
  • 400 ml. de leche semidesnatada
  • 1 baguete pequeña, del día anterior
  • 100 gr. de queso azul
Calabaza Butternut o de invierno

Calabaza Butternut o de invierno

Elaboración Crema de Calabaza

  1. Precalienta el horno a 130 grados, a medio gas.
  2. Con mucho cuidado corta la cabeza de la calabaza, pero no la tires. Con una cuchara retira las semillas.
  3. Espolvorea un poco de Sal Maldon junto con un toque de pimienta molida. Coloca la calabaza en una bandeja de horno, junto con su cabeza, y hornéala durante 30 minutos.
  4. Retírala del horno y déjala enfriar. Con la ayuda de una cuchara retira la carne de las calabaza fácilmente y deja la piel a un lado, manteniéndola caliente.
  5. Echa la mantequilla en una olla grande a fuego medio, junto con las cebollas y ajos y déjalos pochar durante 3-4 minutos, con cuidado de no pasarlas.
  6. Añade la carne de la calabaza, tapa la olla y cocina hasta que esté blanda, lo que te llevará unos 5 minutos.
  7. Añade la leche y lleva a ebullición. Al llegar a este punto, reduce la potencia y hierve a fuego lento durante 5 minutos.
  8. Mientras se cocina la crema, sube la temperatura del horno a 160 grados, con potencia baja, y prepara los croutons de queso.
  9. Haz rebanadas con la baguette, colócalas en una bandeja, y rocíalas con aceite de oliva. Cocínalas en el horno unos 7-8 minutos hasta dorarlas.
  10. Deja que enfríen, y desmenuza el queso sobre ellas.
  11. Pasa la crema por la batidora.

Puedes servir la crema de calabaza en platos individuales o en la misma piel de las calabaza vaciada para lo cual vierte la sopa en ella, coloca encima las tapa, y coloca los croutons al lado. Servir inmediatamente.

2 Respuestas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.