Hoy os queremos mostrar cómo hacer Salsa Bechamel de una forma fácil y sin grumos, una salsa que es la base de muchas de las recetas más deliciosas.


Como hacer Salsa Bechamel

La salsa bechamel, besamel, besamela o salsa blanca, es una salsa más bien espesa de la que no se sabe con certeza si el origen es italiano o francés.
Se elabora añadiendo leche a un roux blanco (una harina sofrita en una grasa que por regla general es mantequilla o margarina).

La salsa bechamel se ha popularizado por su uso en la elaboración de platos gratinados que contienen pasta y/o verduras, solas o con carne o pescado,1 tanto en las cocinas profesionales como amateur.

Hoy en día es tan popular que puede encontrarse envasada (generalmente en tetrabrick) en la zona de refrigerados de muchos establecimientos, y lista para ser empleada.

La receta de esta salsa no se ha modificado sustancialmente a lo largo de los años, aunque el número de ingredientes que se le pueda incorporar para enriquecer su sabor haya ido en aumento los últimos años.

La salsa bechamel es una “salsa madre”, base de muchas otras salsas.

Dentro de estas variantes podemos encontrar la masa para hacer croquetas, que no es otra cosa que una bechamel espesa con cualquier ingrediente que le aporte sabor que, una vez fría y formada, se reboza en huevo batido y pan rallado. Por supuesto no podéis dejar de mirar ademas estas recetas de Lasaña de carne y setas, este pastel de espaguetis y carne o esta increíble Lasaña de acelgas y foie-gras de pato.

Para hacer la salsa bechamel fácil y sin grumos, hay que tener en cuenta que por la cantidad de líquido hace falta un 10% de harina, es decir, por cada litro de leche haría falta 100 gramos de harina.

Aunque dependiendo de cómo queramos la salsa bechamel, más líquida o espesa, quitaremos o pondremos más cantidad de harina.

Ingredientes para hacer salsa bechamel:

  • 300 ml. de leche entera
  • 30 gr. de mantequilla
  • 30 gr. de harina
  • 20 gr. de cebolla muy picada
  • 4 gr. de sal
  • Nuez moscada

Como hacer Salsa Bechamel

Cómo hacer salsa bechamel fácil y sin grumos

  1. Ponemos a calentar la leche en un cazo.
  2. En lo que coge calor, pochamos la cebolla con la mantequilla en una sartén grande, durante un par de minutos, sin dejar de remover.
  3. Incorporamos la harina, removemos bien con la ayuda de unas varillas. Se formaran muchos grumos, no te preocupes.
  4. Añadimos la leche y mezclamos con las varillas, hasta que se deshagan los grumos de harina y tengamos una salsa ligada y homogénea.
  5. Cuando haya espesado la salsa bechamel retiramos del fuego, salpimentamos al gusto y aderezamos con una pizca de nuez moscada.
  6. Mezclamos de nuevo y ya tendremos lista la salsa bechamel.

Esta receta de salsa bechamel fácil y sin grumos es de 5 estrellas, y forma parte de las más de 1230 elaboraciones de nuestro blog.

5 Respuestas

  1. Miriam

    ¡Hola!
    Quería contar un truco que a mí siempre me ha funcionado genial a la hora de hacer la bechamel. Lo primero, no “ahogar” la mantequilla con harina (es decir, que la mezcla inicial de harina y mantequilla no quede muy seca) y lo segundo, el ir incorporando muy muy poquito a poco la leche, removiendo siempre, sin parar. Solo con eso… bechamel infalible.
    He oído también que calentando la leche antes de incorporarla sale buena.

    Un saludo,

    Miriam

    Responder
    • Ana C

      Ya pone en la receta que hay que calentar la leche primero. Yo la hago asi es la mejor manera de que no salgan grumos. No hace falta tener tanto cuidado al echar la leche y se hace muy rápido.

      Responder
      • Antonio Moreno Pérez

        Gracias a las dos por vuestras sugerencias. Un saludo

  2. Ivan

    La salsa que mencionas es una soubise porque lleva cebolla picada y pochada en su propia grasa en este caso en mantequilla.
    Por lo demas tiene buena pinta la salsa :) saludos

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to friend