Coliflor con ajo, receta rica y muy sana


La coliflor es una verdura procedente de las regiones del Mediterráneo oriental, en concreto del cercano oriente (Asia Menor, Líbano y Siria), una de la recetas más habituales y simples para su elaboración es la de Coliflor con ajo.


Coliflor


En la Antigüedad la coliflor no era consumida como alimento. Se utilizaba para tratar algunas enfermedades como el dolor de cabeza.

En un principio el cultivo de la coliflor se concentró en la península italiana, y debido a las intensas relaciones comerciales en la época romana, tendría como resultado su difusión entre distintas zonas del Mediterráneo.

Durante el siglo XVI su cultivo se extendió en Francia, y apareció en Inglaterra en 1586. En el siglo XVII, su cultivo se generaliza por toda Europa y a finales del siglo XVIII se cita su cultivo en España.

Finalmente, durante el siglo XIX las potencias coloniales europeas extendieron su cultivo a todo el mundo.

Las coliflores se encuentran en su mejor momento entre los meses de septiembre y enero, pero podemos disponer de ellas durante todo el año.

A la hora de adquirir una coliflor, se aconseja elegir los ejemplares que presenten una masa limpia, firme y compacta, con hojas verdes y tiernas.

El principal componente de la coliflor es el agua, lo que, acompañado del bajo contenido que presenta tanto de hidratos de carbono y proteínas como de grasas, la convierte en un alimento de escaso aporte calórico.

Se considera buena fuente de fibra, así como de vitaminas y minerales. En relación con las vitaminas destaca la presencia de vitamina C, folatos y vitamina B6.

También contiene otras vitaminas del grupo B, como la B1, B2 y B3, pero en menores cantidades. Esta receta de coliflor con ajo es una forma de consumir esta deliciosa verdura.

Ingredientes de la receta de Coliflor con ajo:

  • 1 coliflor mediana
  • 4 dientes de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra

Receta de Coliflor con ajo

Elaboración de la Coliflor con ajo:

  1. Se cuece la coliflor en agua hirviendo con sal.
  2. No se debe hervir en exceso la coliflor, pues tiene que quedar al dente.
  3. Se escurre y se trocea.
  4. Seguidamente se coloca en una fuente de horno.
  5. Mientras en una sartén con aceite, se fríen los ajos cortados en láminas y se dejan hasta que estén dorados.
  6. Se riega la coliflor con el aceite y los ajos y se lleva la bandeja al horno precalentado.
  7. Se deja gratinar la coliflor con ajo durante 3 minutos y se puede servir en la misma cazuela.

Se puede espolvorear un poco de pan rallado mezclado con perejil picado fino, así el gratinado de la coliflor con ajo quedara más aparente. Una receta sana y deliciosa de 4.5 estrellas, que forma parte de las más de 370 elaboraciones de nuestro blog de cocina.

3 Respuestas

  1. pili

    A mi me gustan de todas las maneras ,son exquisitas.si al ponerlas a cocer le echas un chorreoncito de leche kedan mas blanquitas y no huelen tanto

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.