Almeja de Concha fina. La popularidad de este molusco en las costas malagueñas hace que se denomine almejas malagueñas. Otras preparaciones pueden ser a la marinera, al pil-pil o, como la receta de hoy: Almejas de concha fina en salsa.

Almejas de concha fina

La almeja de concha fina es un tipo de molusco que llama la atención visualmente. Este tipo de almeja puede alcanzar un tamaño muy considerable si la comparamos con sus hermanas “pequeñas”.

Dependiendo de donde se capture o consuma la almeja de concha fina se la conoce por diferentes nombres, almeja de sangre, almeja brillante, gavesia, almeja mariposa, o almejas malagueñas, por ser una de las zonas de nuestro país donde son más consumidas.

Precisamente de esta región es la receta que os proponemos hoy Almejas a la malagueña o Almejas de concha fina en salsa o. La receta de Almejas de en salsa o Almejas a la malagueña es una delicia para nuestro paladar, siempre y cuando limpiemos las almejas a conciencia. Este paso es sencillo, aunque un poco engorroso…

Almejas en salsa

Ingredientes para hacer Almejas a la malagueña:

  • 1 Kg de Almejas de concha fina
  • 1 cebolleta
  • 3 Cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 ajo
  • 1 Cucharadita de perejil picado
  • 1 Cucharada rasa de harina
  • 1 Cucharadita de pimentón (puede ser picante)
  • 150 g caldo de pescado
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración Almejas a la malagueña:

  1. Una vez tenemos las almejas de concha fina en nuestra cocina, lo más frescas posible, lo primero de todo será limpiarlas.
  2. Para ello colocaremos dos cuencos cerca del grifo, uno para las almejas “sucias” y otro para las almejas ya limpias. Además de un paño limpio y un cuchillo.
  3. Una vez listos cogeremos el paño con una mano, colocamos una almeja en el centro y golpeamos suavemente con el canto del cuchillo para que la almeja se “recoja” o centre en el interior.
  4. Introducimos el cuchillo transversalmente por la concha para abrirlas, como si de ostras se tratasen, reservando los jugos en el cuenco de las almejas “sucias”.
  5. Una vez abierta, realizamos un corte en la parte más gruesa de la almeja para extraerla sus intestinos. Lavamos bajo un hilo de agua del grifo. Despegamos la carne de ambas conchas, quitamos una telilla de color marrón clarito y recolocamos la carne sobre una de las conchas y descartamos la otra. Colocamos la almeja limpia en el cuenco y limpiamos el resto de la misma manera.
  6. Una vez tenemos todas las almejas limpias, pasamos por un cedazo o colador fino los jugos y reservamos.
  7. Ponemos una cazuela a fuego medio, añadimos las tres cucharadas de aceite de oliva y pochamos la cebolleta y el ajo cortado todo ello finamente.
  8. Cuando veamos la cebolleta transparente, más o menos pasados unos tres o cinco minutos, añadimos la harina y el pimentón, removemos y sofreímos durante un minuto. Vertemos el caldo de pescado y el jugo de las almejas, mezclamos suavemente y añadimos las almejas con la concha sobre la base de la cazuela.
  9. Tapamos la cazuela y dejamos hacer el conjunto durante un par de minutos.
  10. Retiramos, esparcimos perejil picado por encima y servimos inmediatamente.

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to friend