Grupo Pascual en China, Brasil y México

El grupo Pascual espera expandir sus redes a partir del año que viene en China, Brasil y México haciendo participes de su negocio a empresas locales.

Logo grupo pascual

La empresa prevé exportar principalmente sus productos de larga vida, así como los yogures líquidos o los artículos de soja.

El grupo vende desde hace siete años sus yogures de larga vida en China, que son considerados «premium» ya que su precio dobla al de los productos locales, por lo que alcanzan una buena penetración en los clientes de alto nivel, pero no en los de clase media.

El presidente de Pascual señaló que la firma láctea prevé incrementar este año su facturación un 7%, que en 2005 alcanzó los 1.000 millones de euros, que no son pocos euros, muchos yogures tienen que vender aparte de que tenemos que beber mucha leche pascual, para llegar a esas cantidades.

Hablando de leche Pascual, ésta marca lanzará el proximo año dos nuevas modalidades de leche enriquecida, Essential, que estaría enriquecida con hierro y dirigido básicamente a un público femenino y otra Pascual Balance, con un 1,2 % de materia grasa y de un consumo familiar.

Asimismo, sacará por si fueran pocos los refrescos y zumos que ya poseé, un nuevo zumo bajo la marca Pascual llamado Tealia, parece que se han puesto todas las marcas de acuerdo en que las propiedades del té son la nueva fuente de la juventud y la belleza, en fin, probaremos el nuevo zumo no sea que vaya a ser verdad.

Las nuevas tecnologias también afectarán a los productos Pascual, ya que van ha utilizar un nuevo sistema pionero en España y con un periodo de prueva de tres meses en su planta de Gurb (Barcelona), y que consiste según la empresa en un implantación de chips de radiofrecuencia en todas las unidades de empaquetado que componen los palés que salen de los 15 centros de fabricación que poseén hacia sus 22 almacenes de distribución, con la intención de extender este sistema de radiofrecuencia de identificación (RFID) a toda la gama de productos en el 2007.

El “chip Lácteo” de Pascual a diferencia del código de barras, consiste en que este sistema puede ser leído a distancia, sin que sea necesario que exista contacto físico entre el producto y el escáner de lectura, con lo cual va ha ser el consumidor el primer beneficiado según el Grupo Pascual, ya que éstos chips contendrán toda la información relevante sobre un producto a lo largo de su vida, desde su fabricación, hasta su compra, asi como la temperatura a la que ha sido sometido un alimento, lo que permitiría detectar posibles alteraciones.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to friend