Babybel da al recreo la importancia que tiene, por eso con eslahoradelrecreo.es quieren recuperar los juegos de patio de toda la vida para que podamos compartirlos con nuestros hijos. Además en este blog hablarán de todos los temas de nutrición y desarrollo que son fundamentales para la alimentación infantil.

 

30 minutos o media hora es el tiempo que dedican los niños en la escuela a dar rienda suelta a su imaginación y energía. Saltan, brincan, juegan hasta que el silbato o sirena les hace volver a las aulas.

Esa media hora sea posiblemente para ellos lo mejor de ir a clase. Un tiempo al cual se le denomina recreo y que es fundamental para el desarrollo personal y emocional de los niños.

Creo que para todos nosotros, que ya tenemos una edad (aunque no la aparentemos), el recreo era nuestra hora favorita de cada día en el colegio. Durante esos 30 minutos éramos los mejores jugadores de fútbol, los Reyes de las canicas, maestros de la comba…

ES LA HORA DEL RECREO - MINIBABYBEL
Con el tiempo, al hacernos mayores y sin saber muy bien cómo, dejamos de tener recreo. Una realidad de la que no somos conscientes hasta que nos lo dicen o demuestran, como en el caso de la última acción de Babybel, “Es la hora del recreo“.

Una acción que nos ha encantado y en la cual podemos ver como la marca ayuda a un grupo de niños a diseñar y crear un patio de colegio para llevarlo al lugar de trabajo de sus padres y poder así sorprenderles y disfrutar de un recreo juntos.

es la hora del recreo con babybel

Un regalo lleno de emociones en el que podemos comprobar, y añorar, cómo era tener recreo, la sensación de querer seguir jugando, de que el tiempo pasa volando cuando te estás divirtiendo. Ahora podemos disfrutar de este recreo aprovechando ese tiempo, como mínimo para jugar con nuestros hijos.

Parece poco tiempo, pero 30 minutos es lo que dura un recreo y un recreo da para mucho. Creemos que si lo hacemos, nos daremos cuenta de que los beneficiados no son sólo los niños, sino que nosotros, los padres, somos los que  más necesitamos tiempo de juego, tiempo de volver a disfrutar cómo niños. porqué ¿quien no lo es mientras se come un Babybel?.

Send this to friend