La ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, ha anunciado esta tarde que su Ministerio y el Gobierno han decidido interrumpir la tramitación del proyecto de ley para prevenir el consumo de alcohol entre menores por haberse convertido en un tema de confrontación y de enfrentamiento electoral.

Ministra de Sanidad y Consumo  Elena Salgado

Con esta decisión, la ministra y el Gobierno esperan que la salud de los menores deje de utilizarse como argumento electoral de cara a las próximas elecciones de mayo.

Por lo tanto, hasta que no pasen éstas, no se retomará la cuestión.

Así­ lo ha anunciado en rueda de prensa la ministra de Sanidad, quien ha lamentado que la salud de los menores se haya utilizado para la confrontación electoral. Salgado ha considerado que la mejor contribución que el Ejecutivo puede hacer para frenar ese debate es “interrumpir” la tramitación del texto.


Salgado ha reconocido que sentí­a “frustración”, pero ha descartado que se haya planteado dimitir por este asunto y ha insistido en que este cargo está siempre a disposición del presidente del Gobierno.

Campañas 2007- Alcohol y menores. El alcohol te destroza por partida doble

La titular de Sanidad y Consumo se ha mostrado convencida de que habría sido posible un equilibrio entre los intereses económicos y la protección de la salud de los menores si no hubiera mediado en la polémica la confrontación entre los partidos polí­ticos.

Después de mayo, lo más seguro es que vuelva la confrontación por parte de los partidos politicos, bodegueros y las asociaciones de consumidores, ya que éstas últimas han considerado una mala noticia el que el Gobierno y más concretamente el Ministerio de Sanidad hayan cedido a presiones empresariales.

Ví­a: elmundo.es

3 Respuestas

  1. Rober

    Que panda……

    Y lo mas triste es que cuando pasen las elecciones volverán a la carga.

    No tienen vergüenza.

    Un saludo

    Responder
  2. Recetario Cocina

    Pues yo creo que sí es un sector que necesita regulación, yo entiendo que en España existe una importante cultura de vino, y que los vinos de calidad no suponen un peligro para la salud de los menores. Pero es que vino es también el barato que se compra en garrafas de 5 litros, y si queremos una regulación que proteja más a los menores tendremos que encontrar un equilibrio entre las dos posturas.

    Con esto no quiero decir que la ley fuese a solucionar el problema, puesto que no hemos llegado a tener un borrador que evaluar.

    Responder
  3. Rober

    El coartar la libertad de los consumidores en aras de una supuesta protección a los menores es propio de dictaduras y de gobiernos que no confían en la capacidad de los ciudadanos para decidir ni en la de los padres para para educar.

    Sinceramente este gobierno ha perdido el norte metiendose en fregados que no benefician a nadie y perjudican a muchos.

    Los menores, regulen lo que regulen, seguiran consiguiendo alcohol cuando quieran al igual que ahora encuentran drogas con una facilidad pasmosa.

    Y todo a costa de perjudicar a un sector clave para la economia de muchas regiones.

    Un saludo

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to friend