Decálogo de buenas practicas en la mesa

La Real Fábrica de Cristales de La Granja de Segovia ha elaborado un decálogo de buenas prácticas dirigido a todas aquellas personas que desean dar la bienvenida al nuevo año colocando la cristalería en su mesa tal y como dicta el protocolo.

Real Fábrica de Cristales y Vidrio de La Granja

Este decálogo de Buenas Prácticas recomienda, para estas fechas, el empleo de una cristalería de formas tradicionales y diseños sencillos.

De esta forma, propone huir de estilos demasiado modernos que puedan equivocar las funciones propias de cada copa y sembrar confusión sobre cuál es la adecuada para contener el agua o el vino.

Asi mismo, este manual aconseja al anfitrión ser comedido en la elección de los tonos de la cristalería y decantarse siempre por una apuesta segura.

Propone evitar la utilización de cristalerías de grandes colores vivos, que en otras ocasiones pueden ser informales, ya que corre el riesgo de dar una imagen estridente a los invitados.

En este sentido, este manual de buenas maneras, recomienda el uso de cristalerias transparentes que permitan a los que estan sentados en la mesa apreciar el brillo, el color y los matices propios del vino.

Por otro lado, se aconseja la alineación frente al plato de, al menos, cuatro copas para lograr una mesa acorde con el protocolo.

De izquierda a derecha, nos recomienda la colocación de la cristalería, de tres piezas de boca ancha (una de mayor tamaño para el agua, otra menor para el vino tinto y la más pequeña para el vino blanco), así como otra alargada y estrecha para el champán, pues si es ancha, las burbujas se nos escapan.

A la hora de vestir la mesa, el Manual de Buenas Prácticas aconseja huir de la profusión de elementos decorativos, así como de los complementos excesivamente voluminosos.

Nos propone el empleo de detalles como pueden ser candelabros o centros de mesa de diseños bajos, que nos proporcionen un toque de distinción, pero sin “tapar” al invitado del resto de comensales ni que nos obstaculicen en nuestros movimientos en la mesa a la hora de coger algo.
Por otro lado, admite en ocasiones excepcionales como la Navidad introducir tonalidades entre los diferentes elementos que conforman la mesa, tales como velas de color rojo para los candelabros o plantas secas de color dorado para los centros de mesa.

Aconseja que tanto las velas para los candelabros como las flores de los centros sean inodoras para evitar que su perfume interfiera con el aroma que desprende el menú.

Finalmente, el manual nos aconseja cuidar al máximo la colocación y el aspecto de la vajilla, la mantelería y la cubertería, ya que, el resultado de una mesa impecable en una ocasión formal depende de la combinación correcta de todos y cada uno de sus componentes.

Vía: 20minutos

Vía: amueblando.com

4 Respuestas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to friend