La cosecha del 2006 de Ribera del Duero: Buena

Fué en el Salón Real del Hotel Ritz de Madrid, donde   el Consejo Regulador hizo la presentación oficial de la Cosecha 2006  de la D.O. Ribera del Duero.

Logotipo del D.O. de Ribera del Duero

Autoridades, bodegueros, medios de comunicación y otras instituciones fueron convocados para darles a conocer la calificación otorgada a la Cosecha 2006.

Una vez realizada el pasado 13 de marzo la Calificación Técnica a cargo de un Comité de expertos catadores y, tras ser valoradas sus recomendaciones, el Pleno del Consejo Regulador acordó otorgar a esta cosecha la calificación de BUENA.

El comité, formado por nueve expertos, entre ellos sumilleres y representantes de bodegas, recogió cinco votos a favor de otorgar la puntuación de buena frente a otros cuatro que se decantaban por Muy Buena.

El presidente en funciones Carlos Jiménez, señala que finalmente se optó por la más baja de las dos para ajustarse a la realidad de unos vinos de Ribera.

Esta es la calificación más baja que recibe Ribera desde el año 97.

En esta ocasión los cerca de 100 millones de kilos de uva pudieron influir en el descenso de la calificación al incrementarse de forma considerable la producción por hectárea.

Mapa de la Ribera del Duero

En un acto presentado por el periodista Juan Luís Cano (la mitad del duo Goma Espuma), el Presidente en Funciones del Consejo Regulador, Carlos Jiménez Gil, se dirigió a los más de 350 invitados asistentes para referir las características de la citada Cosecha en la D.O. Ribera del Duero que según el Jefe del Laboratorio de la Estación Enológica de Castilla y León, José Antonio Fernandez Escudero, estuvo “marcada por un buen régimen de precipitaciones, una adecuada y amplia formación del grano de uva así como un aceptable equilibrio del racimo.

Se logró una producción de uva histórica en la Ribera, de buen perfil aromático, equilibrada en sus sabores y donde el alcohol se asocia bien a los taninos y a la acidez.

Una cosecha con robustez suficiente para realizar crianzas, donde la incorporación del tanino de la madera ensamblará bien con el vino.

Así mismo el Presidente en Funciones hizo referencia durante el acto de presentación que tuvo lugar en la tarde-noche de ayer, a la situación que en la actualidad vive el Consejo Regulador ribereño,que no se pone de acuerdo para elegir al Presidente del Consejo, y que tendrá que hacer frente a un nuevo proceso electoral, y expresó el deseo de “conseguir el consenso necesario para aunar esfuerzos, para demostrar dentro y fuera de España que los vinos de la Ribera del Duero son la expresión más alta de la calidad”.

Así lo demuestran, según sus propias palabras, las cifras de ventas y exportaciones que atesora la denominación.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to friend