Estancia Piedra nació en el comienzo del cambio de los vinos de Toro. Una bodega que merece la pena visitar y cuyos vinos es necesario conocer.

Espacio La Garona - Estancia Piedra

Fue en el año 1998 cuando sus propietarios, el abogado escocés Grant Stein y su mujer, Anne, se hicieron con unos viñedos que incluían uno de los mejores pagos de la zona, el de Paredinas, cuyas viñas se plantaron en 1927 y del cual sale el mejor vino de la bodega:  Paredinas, el Gran Reserva de Estancia Piedra.

Stein, cuyo significado es piedra en escocés, se propuso comenzar su sueño de tener una bodega en España adquiriendo estos viñedos a escasos 5 kilómetros de la localidad zamorana de Toro, en el valle de la Guareña.

Este enclave, o mejor dicho sus condiciones meteorológicas, junto con el buen hacer de los empleados de la bodega, capitaneados por Inma Cañibano -Directora Gerente-, son los responsables de la gran calidad de los vinos que se elaboran en Estancia Piedra.

Paredinas - Gran Reserva Estancia Piedra

Viñedos plantados a la manera tradicional en Toro, es decir plantación en vaso con tres metros de calle, en un terruño particularmente irregular, arenoso y arcilloso, dan como resultado una uva “muy agradecida”, con la que se elaboran estos particulares vinos adscritos a la D.O. Toro.

En este terruño, cuyo principal protagonista es la viña, se construyeron tres edificaciones, en diferentes fases, como son la propia bodega (con zona de elaboración, laboratorio, sala de crianza, sala de catas y oficinas), que se completó un año después con la inauguración de una  segunda sala de barricas, especial para la fermentación maloláctica, un área de embotellado, un sótano para botellero, un almacén de producto terminado y una zona de trabajos múltiples.

bodega estancia piedra

Tres años más tarde vio la luz la vivienda familiar del matrimonio Grant, una hermosa casa, de planta en forma de herradura, construida en la zona más alta del viñedo. Para su construcción utilizaron piedras cogidas a mano del propio terruño que sirvieron como base al resto de la construcción, desde donde se puede contemplar todo el viñedo.

En 2009 se finalizó el proyecto que se propuso en su inicio Estancia Piedra con la construcción del edificio social La Garona. Una edificación moderna, rodeada de cuidados jardines, donde se recibe y desde donde parten las visitas turísticas que llegan a la bodega. Además de poder catar y adquirir los vinos y productos de la zona.

Vinos únicos y con mucha personalidad, elaborados con tinta de Toro y una pequeña proporción de uva Garnacha, como son los vinos Paredinas, La Garona, Piedra Platino, Piedra Roja, Piedra Roble, Piedra Azul, Piedra Rosado y Piedra Verdejo.

Inma Cañibano - Estancia Piedra

Inma Cañibano – Estancia Piedra

Un catálogo que mejora año tras año gracias al terruño y el buen hacer de todo el equipo que forma Estancia Piedra. Unos vinos que saben “diferentes” si se catan en la propia bodega, tras conocer sus instalaciones y forma de trabajo, con las explicaciones de Inma Cañibano, y unos buenos pinchos de lechazo a la brasa de sarmiento que nos prepararon los chicos de la Guía Paladar y Tomar.

Eso fue lo que nosotros pudimos comprobar recientemente, y cualquier persona que se acerque hasta Estancia Piedra, terruño, viña y vinos en el corazón de la D.O. Toro.

Estancia Piedra

Ctra. Toro-Salamanca (ZA-605) Km 5
49800 Toro (Zamora)
TELÉFONO: 980 69 39 00

Estanciapiedra.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to friend