Gin Botanic, la última ginebra premium que llega al mercado español.

Botanic Gin 1

Hace unos años pedías un gin tonic y, aparte de no preguntarte por el tipo de tónica que querías, mucho menos te ofrecían una “extensa carta” de ginebras, todas Premium, por supuesto. Pero como para todo, los tiempos han cambiado y ahora para pedir un gin tonic tienes que haber hecho antes un máster cómo mínimo.

Y reconozco que los bares y restaurantes lo tienen dídicil. Whiskys, rones, vodkas, ginebras, etc., se han convertido de noche a la mañana en auténticas delicatessen sólo al alcance de unos pocos. Porque si antes las barras de los mejores locales estaban repletas de licores y espirituosos “normales”, hoy en día han tenido que montar una “caja fuerte” para guardar tanta botella, a cual más “Premium”.

Una de las últimas que se han sumado ha esta moda de ginebras premium ha sido Botanic, de la casa Williams & Humbert, que ha llegado hasta nuestro país siguiendo la estela dejada por la legión de “Gintoneros” que pululan por los bares y restaurantes de moda.



Y estoy seguro que ésta ginebra no les defraudará, ya que Botanic una ginebra diferente, fresca y suave, llena de matices que le otorgan los catorce ingredientes botánicos que la componen, a saber: Mano de Buda, limón, mandarina, tomillo, cilantro, enebro, canela, menta, manzanilla, anís, naranja dulce, almendra, cardamomo y mango. Unos ingredientes que armonizan a la perfección con el alcohol puro de grano inglés, destilado de manera artesanal en antiguos alambiques de cobre. Cuatro destilaciones para la Botanic Ultra-Premium (45º, 29€ PVP); tres destilaciones para la Botanic Premium (40º, 19€ PVP).

Botanic Gin 4

Dos versiones que, como los perfumes y agua de colonias, tienen sus diferencias, la primera algo más aromática y de matices más intensos al cítrico Mano de Buda; la segunda más fresca y con toques menos cítricos.

Nosotros hemos degustado la Gin Botanic Ultra-Premium en un gin tonic en el cual hemos puesto una parte de ginebra por tres de tónica. Y la verdad es que nada más echar la ginebra sobre la copa extremadamente fría, los aromas se despliegan hasta nuestra nariz, portando infinidad de matices cítricos, y eso que no hemos añadido ni corteza de lima, ni limón, ni nada parecido, que “engañase” nuestros sentidos. En boca, fantástico, el gin tonic de Botanic.

Ahora solo nos queda realizar más versiones de gin tonic con Botanic, os lo contaremos poco a poco, o sorbo a sorbo, cómo se degustan los buenos gin-tonics.

También te puede gustar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR