Bodegas Dolores Morenas

Imaginaros tener que haceros cargo de una bodega de las que venden vino a granel y en garrafas, siendo mujer en los años 70, este es el caso de Dolores Morenas, que heredó unos viñedos y una bodega en la zona de Badajoz, de la que tuvo que hacerse cargo sin tener grandes conocimientos de ésta y mucho menos del sector.

Dolores Morenas

Un poco después de que la picara el gusanillo por este mundo vitivinícola, se dio cuenta de que las pequeñas instalaciones con las que contaba la vieja bodega (de sus suegros) se habían quedado un tanto obsoletas.

Se decidió, tiró la casa por la ventana, compró unos terrenos colindantes a la bodega, con el fin de construir una nueva planta de elaboración y así modernizar todo el proceso del vino, con la intención de adaptarse a los nuevos tiempos que vivía el vino en los años 70 en la zona de Extremadura.

Con el tiempo se decidió a darle un impulso más al negocio, compró una máquina embotelladora y descubrió que la bodega podía ofrecer otro tipo de vino, comenzó a elaborarlo para otro tipo de mercado, el del vino embotellado, optando por reducir el volumen de producción máxima para hacer menor cantidad de producto, pero con más calidad.

Para todo el proyecto, contó desde el principio con ayuda institucional, tanto de las autoridades autonómicas extremeñas y la Cámara de Comercio de Badajoz como del ICEX, gracias al que se acogieron a un plan Pipe. Para el desarrollo de la actividad exportadora de Bodegas Dolores Morenas, han sido fundamentales las ferias y las misiones comerciales.

Lo que sí tenía claro Dolores desde un principio era que sus hijos eran los que debían hacerse cargo del negocio en un futuro lejano por aquellos años que cada vez se hace más presente, ya que Dolores está más apartada de la actividad diaria, aunque siempre tiene el gusanillo de estar en la empresa pendiente de lo que sale y lo que entra, el movimiento en la bodega, ver como salen en muchas ocasiones pedidos con destino a países tan lejanos como Rusia, Japón o Estados Unidos. Uno de los tres estudió farmacia, otro optó por hacer enología en Madrid y la hija estudió Bellas Artes.

Actualmente y desde la década de los 90, los hijos se han ido haciendo cargo de la bodega y sacan adelante la producción anual y fue la hija la responsable de hacer la renovación de la imagen de la empresa con la elaboración de las novedosas etiquetas, buscando un claro objetivo: la internacionalización de Bodegas Dolores Morenas.

La creación de la Denominación de Origen “Ribera del Guadiana” en Mayo de 1999 contribuyó a aumentar el prestigio de sus vinos.

En la actualidad, Bodegas Dolores Morenas exporta el 60% de su producción total y sus vinos se pueden comprar en una quincena de países, desde Austria, Bélgica, Polonia, Suiza, Noruega, hasta Japón y Estados Unidos.

En los últimos años, los esfuerzos se han centrado en las repúblicas bálticas y en los países recién incorporados a la Unión Europea.

Con más de media docena de productos en el mercado, tienen dentro de la Denominación de Origen Ribera del Guadiana las variedades denominadas Real Provisión, Melithon, Zagalón y Finca el Musinal.

BODEGAS DOLORES MORENAS, S.L.
Pol. Ind. La Nava
06230 LOS SANTOS DE MAIMONA (Extremadura)
Tel 924 54 41 58

Fax 924 57 23 42

www.doloresmorenas.com
E-mail: dmorenas@doloresmorenas.com

Vía: expansion.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to friend