Como saber que sandía comprar

Como saber que sandía comprar, un reto que se nos presenta todos los veranos delante del montón de sandias del Supermercado o del puesto de frutas.

Sandias

La dieta mediterránea es una de las más ricas y sanas, debido entre otras cosas a la gran variedad de alimentos que combina tales como, carnes, pescados, verduras y frutas y la sandia es una sus frutas más deliciosas

Estas últimas son una parte esencial de nuestra alimentación que con bastante frecuencia sustituimos por otros comestibles no tan beneficiosos para nuestra salud.

Ahora que empieza el buen tiempo, llegan a nuestros mercados alimentos como la sandía, que favorecen estas dietas y se adaptan a nuestras necesidades con el desarrollo de nuevas variedades como la Sandía Fashion perfecta para los que no quieren pepitas y les gusta el sabor tradicional, la mini sandia, producida en Mallorca principalmente, y cuyos frutos pesan poco más de 2 kilos y tienen el tamaño de un melón galia.

La sandía se comienza a recoger entre los últimos días de abril en los campos de Almería y se termina con las de la zona centro allá por septiembre.

Son famosas las producciones de Murcia, las de Palomares y las de Alicante, Valencia y Castellón.

La sandia se compone en un 93% de agua lo que produce un efecto saciante además de hidratar y aportar las vitaminas y sales minerales necesarias para nuestro organismo, con la ventaja de tener un valor calórico mínimo, unas 20 calorías por cada 100 gr. de producto.

Al ser en su mayoría líquido también tiene un efecto diurético que ayuda a eliminar las toxinas después de un exceso de comida y favorece la salud de personas que padecen cálculos renales, ácido úrico elevado, hipertensión y otras enfermedades relacionadas con la retención de líquidos.

Como saber que sandía comprar:

Cuando estés en el mercado delante de un montón de sandías, para saber cual comprar, tienes que mirar si la mancha de la cáscara que ha estado en contacto con el suelo es de color amarillo cremoso, (eso si tiene mancha).

Sandias en el mercado

Una mancha blanca o verdosa indica que se recogió antes de tiempo y resultará insípida, pues la sandía es un fruto que, para que sea de buena calidad ha de recolectarse cuando está totalmente madura.

Ahora como vienen de invernadero no suelen tener mancha, pero tambien hay un truco para elegirlas: para saber si está madura hay que darle unos golpes con los dedos o las palmas de las manos, si la sandía suena a “hueco” cómprala.

Su superficie no ha de presentar cicatrices, quemaduras de sol, abrasiones, áreas sucias, magulladuras u otros defectos.

Si se adquiere una sandía en trozos, conviene asegurarse de que la carne es firme y jugosa.

No debe presentar maceraciones o zonas carnosas que se las vean “pasadas”.

La sandía es una fruta que se conserva en perfecto estado durante dos semanas si se mantiene a unos 15°C, y hasta tres semanas a 7-10°C.

Debido a que es muy sensible al frío no debe mantenerse a temperaturas inferiores a 7-10ºC.

Su gruesa corteza le permite aguantar en buenas condiciones durante bastantes días a temperatura ambiental.

Un último consejo: si la metes en la nevera, que no toque la pared del frigo, que se estropea.

Send this to friend