Recetas con castañas

La castaña, ese fruto imprescindible del otoño.

Castañas

Como sabes, aunque no lo parezca, estamos en otoño. Temporada de vendimia, setas, caza y frutos como la chirimoya o la castaña.

De esta última es de la que os queremos hablar hoy. La castaña, como la gran mayoría de frutos secos, es un alimento propicio para los meses de invierno.

La castaña fue, hasta la introducción de la patata y el maíz, el alimento de muchos países europeos. Su uso era por aquel entonces más o menos como el que hacemos con la patata en nuestros días, con lo cual te puedes imaginar las recetas con castañas eran infinitas.

Como bien nos recordó hace unos años el cocinero Flavio Morganti en su maravilloso libro “El árbol de Pan“, sobre la castaña y lo que ha significado en la sociedad, este fruto ha sido “el antídoto frente a una de las mayores plagas que ha sufrido el viejo continente durante siglos: el hambre”.

Pechuga de pollo con castañas y níscalos

Hoy en día sin en cambio su consumo en cualquier hogar ha disminuido notablemente y las recetas con castañas se han reducido, en su mayoría, a asarlas o cocerlas (con un pequeño corte en la piel para evitar que revienten), ya que crudas resultan duras, ásperas y para pelarlas hay que echar un buen rato.

Caso aparte son las “Castañas Pilongas“, que son castañas secadas al humo, a la que hacen perder un 80% de agua, que al finalizar este método de conservación se quedan con una textura dura, aunque con un sabor verdaderamente delicado. Con estas castañas elaboran una harina de castaña que se suele utilizar como espesante en la cocina.

También con las castañas se elabora el exquisito “Marrón glacé“, una delicatesen de origen francés en la cual las castañas se pelan, confitan y glasean, dando como resultado un exquisito bocado.

Crema de castañas

Nosotros en El Aderezo también tenemos varias recetas con castañas, entre ellas estas “Pechugas con níscalos, acerolas y castañas“;  un delicado “Secreto ibérico con crema de batatas y castañas con boletus“; y por supuesto un postre: “Crema de Chocolate y Castañas“.

Todas estas recetas con castañas, y alguna que otra más, nos dan la razón el que la castaña es más que un “fruto seco”. Es un ingrediente que debemos hacer imprescindible en los meses de otoño, aunque seguro que tú tienes alguna que otra receta de castañas, ¿las compartes con nosotros?

5 Respuestas

  1. Margarida

    Pues yo soy de las que se las comen asadas, y ya está! Es que me encantan así. Hoy he comido un moniato asado al horno y cuatro castañas, y ya me parece un manjar excelente! Imagínate si llego a tener de menú las recetas que nos propones. Me parecería estar en la gloria! Besos.

    Responder
    • Jesús Miguel García Martín

      En casa de mis padres siempre hemos sido de castañas cocidas (con anises) y asadas. Mi padre cuando era crio se sacaba unas “perrillas” vendiendo castañas asadas. Lo del boniato yo no lo he probado y me has quedado con las ganas Margarida! Un fuerte abrazo!

      Responder
  2. Delicias Baruz

    Me gustan de todas las maneras, en platos dulces y salados. Son un éxito seguro. Un saludo, Clara.

    Responder
  3. Patricia Machuca

    Hola:
    Me podrías decir exáctamente cómo se asan las castañas?. Cuando era niña mi papá las hacía pero no recuerdo muy bien…sólo que les hacía un corte y las ponía en agua con anís pero quisiera el paso a paso por fa’.
    Agradezco su atención.

    Responder
    • Jesús Miguel García Martín

      Hola Patricia, como bien dices a las castañas se las realiza un corte (para que no exploten) cuando las asamos en una sartén vieja con un puñado de sal. También las puedes poner enteras (sin hacer ningún tipo de corte) en una cazuela con anises y se cubren de agua. Se ponen al fuego, y a cocer durante media hora, aproximadamente. Un saludo

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to friend